D. Zárate

La revolución de los humildes eclipsó a las potencias

La mayoría de los candidatos jugaron su primer partido en cada uno de ellos quedó demostrado que el fútbol se emparejó y con el nombre ya no se gana.

La revolución de los humildes eclipsó a las potencias

El domingo mundialista tuvo su primer batacazo. Alemania, la gran potencia campeona en la pasada copa, no pudo con México y cayó derrotado después de doce años en una cita ecuménica. Quizás para algunos esto tenga que ver más con una casualidad pero para muchos este cachetazo deja en claro que en un Mundial ya no se gana o cada vez cuesta más ganar solamente con el nombre.

Alemania2

Argentina empató con Islandia, Brasil sufrió con Suiza y España tuvo que trabajar mucho para revertir su partido con Portugal. Solamente Francia zafó del sofocón ganándole con lo justo a Australia y resta esperar por Bélgica e Inglaterra que recién mañana saldrán al campo para debutar en Rusia y así completar el cuadro de candidatos a los que les está costando mucho sacar diferencias.

Messi Islandia Argentina

A lo mejor solo se trata o tenga que ver con ese nerviosismo del primer partido y luego todo se vaya acomodando, pero ninguno pudo hacer la diferencia con sus principales figuras que, salvo Cristiano, también están en deuda. 

Festejo Cristiano

Messi sigue siendo cuestionado por su bajo rendimiento y el penal fallado, el entrenador de Francia le pidió más a Griezmann, las figuras alemanas no aparecieron y Neymar tuvo un discreto partido, sin ser determinante. 

Neymar

Esta situación, entonces, nos hace suponer que en esta Copa los imponderables o las sorpresas estén a la orden del día y que el fútbol se ha equiparado de tal manera que por más candidato que seas, a veces te toca bailar con la más fea.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 22:58
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 22:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"