Los veteranos del Mundial van por récords

Ya es una leyenda del fútbol australiano. Ahora Tim Cahill quiere pasar definitivamente a los libros de historia.

 Ya es una leyenda del fútbol australiano. Ahora Tim Cahill quiere pasar definitivamente a los libros de historia. Si marca un gol en el Mundial de Rusia, estará al mismo nivel que Miroslav Klose, Uwe Seeler y Pelé, que marcaron en cuatro Copas del Mundo.

Ser mencionado junto a estos grandes ya es un delirio", dijo el jugador australiano. A pesar de que Cahill, a los 38 años, ya no está en el plantel inicial de los "socceroos", su influencia en el equipo es enorme debido a su experiencia. "Sé que puedo hacer un aporte", comentó.

Al igual que Javier Mascherano, Andrés Iniesta, Valon Behrami o Sergio Ramos, Cahill disputa en Rusia su cuarto Mundial. Para el mexicano Rafael Márquez, incluso, se trata de su quinto Mundial. Y también los que seguramente son los dos astros más grandes del torneo, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, juegan en Rusia su cuarta Copa del Mundo.

Ronaldo tenía 21 años en su primer Mundial en 2006. Messi, a su vez, celebró su 19 cumpleaños durante el torneo. Pero mientras el valor del portugués Ronaldo y del argentino Messi se mantiene indiscutido para sus equipos, Cahill y compañía aportan a sus selecciones sobre todo experiencia.

"Ya no tiene 19, sino el doble, pero sigue siendo un jugador que hace la diferencia", dijo el entrenador australiano Bert van Marwijk sobre su jugador más experimentado. "No se pone nervioso cuando jugamos ante 80.000 personas". Cahill marcó la historia reciente del fútbol australiano como ningún otro. Hasta ahora marcó cinco de los once goles de Australia en un Mundial, casi la mitad.

"Es un jugador para los grandes partidos. Batir el récord de marcar en cuatro Mundiales consecutivos es muy importante para él", señala su compañero Andrew Nabbout. Se estima que en el debut de Australia ante Francia el sábado, sin embargo, Cahill esté sentado en el banquillo.

Muy diferente es la situación en uno de los grandes favoritos del Mundial, España, donde Iniesta y Ramos son pilares absolutos del torneo a pesar de su edad. Iniesta, de 34 años, que tras el Mundial pasa al Vissel Kobe de Japón, aún sigue jugando a altísimo nivel. "Sí, quizá el torneo es más especial que nunca. Porque es mi último Mundial", admitió Iniesta. Ramos, dos años menor, en cambio, aún tiene futuro en la selección española. "Soy el capitán del equipo y tengo un papel", dice. "Siento una gran alegría de disputar mi cuarto Mundial".

También en Suiza Valon Behrami juega su cuarto Mundial como fijo en el centro del campo. "Esta es una fase de mi carrera que disfruto mucho", dijo el jugador de 33 años. Javier Mascherano fue fundamental para Argentina durante años. Ahora sus intervenciones son más escasas. "Sería egoísta de mi parte venir a la selección y tener pretensiones porque es mi último Mundial", dijo.

Y uno de los equipos con más experiencia es México. Con Márquez, Andrés Guardado y Guillermo Ochoa el entrenador Juan Carlos Osorio tiene tres jugadores en su plantel que jugarán al menos su cuarto Mundial. Los tres podrían estar en la cancha en el debut ante Alemania este domingo. En el caso de Márquez se trata sobre todo de "lo que puede aportar en el campo", dijo Osorio. "Fuera del campo, no hay ninguna discusión de que es el que más aporta". Con un gol en Rusia, Márquez, como Cahill y Ronaldo, podría dar el salto al club de Seeler, Klose y Pelé.

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 20:45
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 20:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"