España: confirman condena de 10 años para el cuñado del rey

El ex deportista podría pedir un indulto o recurrir la sentencia en última instancia ante el Tribunal Constitucional.

El Tribunal Supremo español condenó hoy a cinco años y diez meses de prisión a Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI, por el caso de corrupción que golpeó a la monarquía española y que ahora podría llevarle a prisión.

La pena es cinco meses menor a la que dictó en 2017 el tribunal de la Audiencia Provincial de Palma, que absolvió a la infanta Cristina, esposa de Urdangarin y hermana del monarca.

Según los expertos, pese a la rebaja es muy probable que esta condena, de más de cinco años, suponga el ingreso en prisión de Urdangarin, que podría producirse hoy mismo o posponerse.

Para evitarlo, el ex deportista podría pedir un indulto o recurrir la sentencia en última instancia ante el Tribunal Constitucional si considera que alguno de sus derechos fundamentales fue vulnerado.

Urdangarin fue condenado por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales por el "caso Nóos", que toma su nombre de una entidad dirigida por el cuñado del rey y un socio a través de la cual desviaron dinero público.

El ex jugador profesional de balonmano, de 50 años, quedó en libertad provisional sin medidas cautelares tras conocerse la sentencia de la Audiencia de Palma, en febrero de 2017.

Desde entonces ha residido en Ginebra (Suiza), adonde se mudó en 2013 con su esposa y sus cuatro hijos para tratar de evitar la presión mediática y social levantada por el escándalo.

El estallido del "caso Nóos" supuso en su momento un golpe para el entonces rey Juan Carlos I, quien abdicó en su hijo Felipe en 2014. Con la llegada al trono del nuevo monarca, la infanta Cristina y su hermana Elena quedaron fuera del núcleo de la familia real.

Antes, Juan Carlos I había apartado ya a su yerno de los actos oficiales de la Casa Real por su "comportamiento no ejemplar" y había borrado también su perfil de la página web de la institución.

Uno de los momentos más delicados para Urdangarin y para Cristina fue cuando ambos tuvieron que sentarse en el banquillo de los acusados en 2016 en un juicio que acaparó la atención de medios de todo el mundo. La hermana de Felipe VI, acusada de dos delitos fiscales, fue absuelta por el tribunal.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 01:25
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 01:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"