Histórico apretón de manos entre Trump y Kim Jong un

El presidente de EEUU y el líder norcoreano se reúnen en Singapur para avanzar en el sorpresivo acercamiento que comenzó en marzo. Antes del encuentro en privado se mostraron sonrientes ante la prensa y estrecharon manos.

Los presidentes de Estados Unidos y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, se saludaron hoy con un apretón de manos e intercambiaron breves palabras, al inicio de la primera cumbre entre mandatarios de los dos países.

 Trump, dijo hoy que es un "honor" estar junto a su par de Corea del Norte, Kim Jong-un, que ambos desarrollarán una gran amistad y que su cumbre será "un éxito tremendo", al inicio de la primera reunión entre mandatarios de los dos países. 

Por su parte  Kim Jong-un, dijo que los dos países han superado "viejos prejuicios y prácticas que obraron como obstáculos".

Los mandatarios protagonizan una cumbre que comenzó a gestarse tras el acercamiento iniciado en marzo a partir de ciertas condiciones impuestas por Washington, como el fin de las pruebas nucleares del país asiático.

Antes de la reunión Trump había respondido a quienes criticaron su decisión a través de la red social Twitter.

"El hecho de que vaya a sostener una reunión es una gran pérdida para los Estados Unidos, dicen los que odian y los que pierden. Tenemos nuestros rehenes, pruebas, investigaciones y todos los lanzamientos de misiles se han detenido, y estos críticos, que me han catalogado mal desde el principio, ¡no tienen nada más que decir! ¡Estaremos bien!", escribió el presidente en Twitter.

Medios de comunicación estadounidenses habían expresado previamente dudas de que Estados Unidos podría lograr un progreso decisivo en la cumbre con el líder norcoreano.

Kim jong un singapur 2

La reunión de Trump con Kim comenzó a las 09:00 hora local del martes (22 del lunes en Argentina) y es el primer encuentro cara a cara de la historia de los líderes de los dos países.

En todo el mundo se espera con expectación el resultado de las conversaciones, que finalmente tendrán lugar tras semanas de idas y vueltas. La principal incógnita es si Trump podrá convencer al Gobierno comunista de Pyongyang de que abandone su programa de armas nucleares.

Kim jong un singapur 3

Un giro radical

El pasado mes de marzo Trump sorprendió al mundo aceptando la invitación de Kim Jong-un para mantener un encuentro en persona, después de lo cual Singapur fue seleccionada como sede de la histórica reunión. Sin embargo, la senda para llegar a la cumbre no ha sido un camino de rosos, pues Trump amagó más de una vez con cancelarla.

Sea como fuere, la agenda de la cumbre sigue envuelta en misterio, ya que ninguno de los dos líderes ha anunciado oficialmente su posición. Se sabe que Estados Unidos quiere que Corea del Norte renuncie a sus armas nucleares dejándolas bajo supervisión internacional. A cambio, Washington podría ofrecer garantías de seguridad a Pionyang, así como ayuda económica.

En cualquier caso, la disposición para dialogar no significa que deba esperarse un acuerdo final en Singapur. El presidente Trump ha descrito el encuentro como "un medio para conocerse".

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 08:43
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 08:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"