Por qué el lunes NO es el mejor día para empezar la dieta

¿ Te suena "El lunes empiezo"?. Si has comenzado y luego has cometido el"pecado" de abandonar, enterate qué pasa con tu cuerpo, y por qué no es conveniente.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

 "El lunes empiezo la dieta". ¿Te suena? Quién no ha  "cometido ese pecado" Pero algunos lunes no fueron precisamente "de dieta". O sí, en realidad. De una dieta para engordar más.

Otras veces seguramente cumpliste esa "auto-promesa". Y empezaste el lunes una dieta para adelgazar. Y, algunas veces, en sólo 3 días, ya estabas frustrado. Porque, a pesar de TODO el esfuerzo y sacrificios que estabas haciendo, NO bajabas nada.

¿Te pasó? Después sabemos que con el "descontrol" que hiciste los días previos al "lunes de empezar la dieta", el cuerpo estaba confundido.

Es así: en general, el "lunes empiezo la dieta" significa en tu mente un "vía libre" para comer y tomar prácticamente TODO lo que me venga en gana los días previos.

Es común, según algunas investigaciones, que la gente que "empieza la dieta el lunes" empieza a "sufrir" a cuenta. En su mente sienten que va a privarse, a partir de ese lunes, de sus comidas favoritas (que, justamente, son las que más te engordan). Y, por sufrir a cuenta, comen a cuenta. Y comen de más. Como para "ahorrar comida". Y esa comida se ve reflejada en kilos. En grasa.

Y tu cuerpo, luego, al verse privado de comida (cuando empezás ese lunes) ¿qué hace? Lo que está programado a hacer: quemar calorías más lentamente. Ralentizar el metabolismo.

Entonces, en lugar de bajar lo que hubieras bajado si siguieras con lo que naturalmente solías hacer, ahora estás ¡2 veces peor que antes!

Primero: con las calorías extra que consumiste "comiendo a cuenta".

Segundo: con tu metabolismo "quemando" más lento esas calorías.

Y, mentalmente, sufriendo "a diestra y siniestra" por lo que estás sacrificándote con tus "comidas favoritas". Que ahora, durante la "dieta de privación", parecen incluso más ricas que antes.

En la mente de cualquier persona normal, lo que termina pasando, lo lógico es decir:

- Si encima que estoy sufriendo, sacrificándome, de mal humor con mi familia y privándome de toda esta comida, NO bajé un gramo... ¡mejor como y chau dieta! Y, aunque te sorprenda, quizás sea ésta una excelente decisión.

La mejor decisión que podrías tomar hoy es dejar para siempre de lado la mentalidad de dieta para adelgazar. Y dejar de "empezar dietas los lunes".

Esto no sólo servirá para hacerte dejar de comer y sufrir a cuenta. También hará que tu metabolismo funcione mejor. Y hará sentir de mejor humor.

Ahora, el próximo paso, si querés adelgazar definitiva y naturalmente, es buscar un método que de verdad vaya a las CAUSAS de tu cuerpo más gordo. Y que, cambiando tu mente, puedas "arreglar" las verdaderas CAUSAS que causan en vos el exceso de peso.

Y así, fácil y naturalmente, sin sacrificios NI privaciones, sin metabolismo "loco" ni consecuencias negativas para la salud, te habrás librado para siempre del peso de más. 

Y los próximos lunes, que ya de por sí son más difíciles por el trabajo y las obligaciones propias de nuestra vida, no los harás más "cuesta arriba" por una dieta.

SIEMPRE CONSULTÁ A UN MÉDICO Y/O NUTRICIONISTA.

Fuente: bajardepeso.com.ar

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 11:11
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 11:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"