Cornejo no replicará el aumento salarial extra que autorizó Macri

El Presidente firmó un decreto para que se pague un 5 por ciento más a los gremios privados que habían aceptado el 15 para todo el año. En Mendoza, los gremios estatales aceptaron una suba similar, pero aquí se aplicará otro mecanismo para "preservar" a los salarios de la inflación.

El gobierno de Alfredo Cornejo se ocupó de aclarar, con suma rapidez, que el decreto de Mauricio Macri que concedió un 5 por ciento extra a los gremios que acordaron el 15 por ciento de aumento para este año no tendrá ninguna réplica en la administración pública provincial.

A pesar de que Cornejo consiguió que los gremios de los empleados estatales aceptaran 15,7 por ciento de aumento para todo el año, en el Poder Ejecutivo aseguraron que los acuerdos paritarios locales tienen sus propios mecanismos para preservar a los empleados del efecto de la inflación.

El decreto 508/18 se publicó hoy en el Boletín Oficial de la Nación, luego de una reunión de funcionarios nacionales con dirigentes de la CGT en la que se discutieron medidas para evitar la tercera huelga de la central sindical contra Macri.

En ese contexto apareció la medida que autoriza el otorgamiento en el sector privado de una recomposición salarial extra del 5 por ciento.

El decreto nacional alcanza a "las partes colectivas que hayan celebrado negociaciones salariales durante el presente año, hasta la entrada en vigencia" de esta nueva norma. Se trata de los sectores que obtuvieron el 15 por ciento de aumento, el cual está muy cerca de ser superado por la inflación.

Establece "un incremento total del 5 por ciento no acumulativo, para el trimestre inmediatamente posterior a su suscripción, pudiendo pactarse hasta en un 2,5 por ciento mensual y en dos cuotas". La suba, en concreto, se daría en julio y en agosto.

Los estatales mendocinos pueden sentirse muy identificados con los gremios privados que aceptaron esa oferta salarial: aquí, Cornejo les aplicó a la mayoría un aumento apenas 0,7 por ciento superior para 2018.

Pero que no esperen el mismo beneficio. Según el gobierno mendocino, el decreto de Macri "es una forma distinta de garantizar paridad entre la inflación y el incremento salarial, la que es garantizada por nosotros con la cláusula gatillo".

Con esta frase, un funcionario del Ministerio de Gobierno descartó anoche la aplicación en Mendoza de un beneficio similar al que habilitó la Nación. La famosa "cláusula gatillo" de Cornejo es una adecuación automática de los salarios a partir de que la inflación oficial supere el 15,7 por ciento.

Ese techo podría ser vulnerado entre julio y agosto. En ese sentido, a mayo, la inflación acumulada era del 10 por ciento, según la medición del INDEC para Cuyo.

La DEIE provincial, en cambio, ha indicado que la inflación acumulada en 2018 ascendía a 12,4 por ciento en mayo. No obstante, casi ningún gremio aceptó atar la cláusula gatillo a los índices de la DEIE. Apenas lo hizo el gremio AMPROS, que directamente arregló aumentos mensuales y relacionados al costo de vida en Mendoza.

Para el resto de los estatales, la situación es menos ventajosa. Sucede que la suba del 15,7 por ciento es escalonada y se terminará de pagar recién en noviembre.

El Gobierno no va a renunciar a ese pago en tres tramos. En virtud de ese acuerdo, recién a fines del mes que viene, los estatales habrán sumado 10,2 por ciento de aumento. O sea, ya por debajo de la inflación.

La particularidad importante es que, cuando la inflación se ubique por arriba del 15,7 por ciento, el Gobierno no pagará inmediatamente el porcentaje necesario para alcanzarla.

La cláusula gatillo apenas le impone al Gobierno la obligación de liquidar la diferencia entre el 15,7 por ciento acordado para todo el año y la inflación acumulada. Con el pequeño detalle de que el 5 por ciento del tercer tramo no estará para entonces en los bolsillos de los empleados: recién se pagará en el penúltimo mes del año, tal como se firmó en el acuerdo paritario.

En los gremios ya sacaron estas cuentas y hay reclamos de reapertura de paritarias. El que los encabeza es el SUTE, que está peor que todo el resto: Cornejo les impuso el aumento anual del 15,7 por ciento por decreto y, por ello, los docentes carecen incluso de la cláusula gatillo para acercarse a la inflación.

Opiniones (7)
21 de agosto de 2018 | 14:58
8
ERROR
21 de agosto de 2018 | 14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sigo apoyando esta gestion......
    7
  2. Sigo votando a este partido, con o sin MM....es lo mejor q nos ha pasado hasta ahora......
    6
  3. El año que viene se vota .... hay que pensar antes de votar! Estos tipos piensan que la sociedad tiene la culpa por haber elegido 12 años un mismo gobierno... y nos hacen pagar las culpas a los laburantes
    5
  4. Nunca mas otro cornejo. Despota k.
    4
  5. Que mal paridos que son
    3
  6. Que vergüenza!!!
    2
  7. Como nos va a hacer cagar de hambre este tipo..
    1