Sigue delicado el hombre herido en la explosión de Guaymallén

Ariel Renna (44) continúa en coma y con asistencia respiratoria mecánica. Las quemaduras que sufrió serían más graves de lo que se pensó en un primer momento y afectarían al 50% de su cuerpo.

El estado de salud de Ariel Renna, el hombre de 44 años que resultó herido en la explosión ocurrida el lunes a la mañana en un edificio de Guaymallén, es delicado y su pronóstico reservado. Renna se encuentra en coma inducido, a raíz de que requiere asistencia respiratoria mécanica por sus lesiones en las vías respiratorias.

En la explosión, Renna sufrió quemaduras de tipo A, AB y B, que serían más graves de lo que se pensó en un primer momento y afectarían al 50% de su cuerpo, principalmente en su rostro y miembros superiores. Es por esto que permanece internado en la terapia de quemados del Hospital Lagomaggiore. 

A las lesiones sufridas en la explosión, se suman otras que Renna había sufrido en un accidente vial hace dos años y por las cuales todavía se estaba recuperando. Debido a estas lesiones, Renna tenía dificultades para trasladarse, por lo cual no pudo huir a tiempo al momento del incidente que se registró el lunes a la mañana en Guaymallén.

Según informaron desde el Hospital Lagomaggiore, la fractura que Renna tenía en su fémur derecho habría sufrido un desplazamiento en su desesperación por escapar, debido a que el hombre tiene un tutor colocado en su pierna. Lo cierto es que a Renna lo espera una larga recuperación y seguramente requerirá injertos de piel y otras intervenciones, pero por ahora su estado es delicado y no se puede avanzar en este sentido.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 01:26
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 01:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"