Asesinaron a golpes a una adolescente

Ocurrió en Misiones. Una pareja y otra persona quedaron detenidas por el crimen.

Una adolescente de 17 años fue encontrada asesinada a golpes en una casa de la localidad misionera de San Pedro y por el crimen hay tres sospechosos detenidos.

Un abogado llamó el domingo pasado a la comisaría primera de dicha localidad, ubicada a unos 300 kilómetros de Posadas, y dijo que había dos hombres que pretendían entregarse y una tercera persona muerta en su vivienda del barrio Irrazábal.

Según fuentes policiales explicaron a la agencia Télam, mientras un grupo de policías detuvo a los dos sospechosos, identificados como, Feliciano S. (29) y Héctor Julián Amarilla (33), otra comisión se dirigió a la casa señalada y halló el cadáver de Raquel Dos Santos (17).

De acuerdo a los voceros, el cuerpo estaba envuelto en frazadas dentro de una habitación de madera y techo de lona, y presentaba golpes en el cráneo y otras partes.

Los médicos estimaron la data de muerte entre 48 y 72 horas antes del hallazgo, precisaron los informantes.

Las fuentes judiciales señalaron que al avanzar en la investigación se tomó declaración a algunos vecinos del barrio quienes contaron que habían oído gritos antes del sábado.

En base a los datos aportados por estos testigos, los pesquisas también detuvieron a la mujer de Amarilla identificada como Patricia N. (25), quien sería la dueña de la casa donde se halló el cadáver de la adolescente.

La principal hipótesis de los investigadores apunta a que Dos Santos trabajaba en esa vivienda para la sospechosa y que, al parecer, mantuvo un encuentro con el marido de ella, lo que se convirtió en el móvil del crimen.

Los peritos creen que la adolescente fue atacada en el sector de la cocina con un elemento contundente, el cual quemaron posteriormente para hacerlo desaparecer.

De hecho, los peritajes con Luminol -detecta rastros de sangre- dieron positivo en la habitación donde yacía la víctima, una silla y un poste al que habrían atado a la adolescente mientras la golpeaban.

Además, los peritos hallaron rastros de sangre afuera de la vivienda, por lo que se sospecha que el o los asesinos arrastraron el cuerpo.

Los voceros indicaron que en un pozo tipo letrina se encontraron restos de ropa con sangre y de materiales que quisieron prender fuego, incluido entre ellos un palo de madera.

En tanto, los pesquisas procuraban determinar si la víctima había sido adoptada legalmente por Amarilla y su mujer.

A su vez, en el inmueble también funciona un quiosco, el cual, según los testigos, el viernes pasado fue atendido normalmente por la ahora detenida.

Respecto a dos de los detenidos, las sospechas apuntan a que intentaron deshacerse del cuerpo de la víctima y, como no pudieron, buscaron asesoramiento con un abogado.


Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 09:38
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 09:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"