Ratificaron histórica condena para violador serial

La Corte Suprema dejó en firme una condena de 50 años de prisión sin posibilidad de libertad condicional contra un hombre que abusó sexualmente de varias mujeres en Capital Federal.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la pena de 50 años de prisión para un violador serial que abusó de ocho mujeres durante 2009 en distintos barrios de la Capital Federal, al declarar "inadmisible" un recurso presentado por su defensa, informó hoy la abogada de las víctimas, Débora Huczek.

El fallo, firmado el 3 de mayo último y dado a conocer ayer, ratifica que Fabricio Alberto Álvarez Albarracín (38) deberá permanecer tras las rejas hasta el 18 de marzo del 2056, debido a que por esta y otras causas ya lleva privado de su libertad más de 12 años.

La defensa del violador había presentado un recurso extraordinario ante el máximo tribunal por considerar que una condena a medio siglo de cárcel es equivalente a la pena de muerte, aunque el planteo fue declarado inadmisible para ser tratado en esa instancia judicial.

"El caso de Fabricio Álvarez tiene, además, la situación de una firme declaración de reincidencia que le impide obtener libertad condicional a los 2/3 de la condena (pasados los 33 años), con lo cual deberá cumplir efectivamente prisión hasta agotar la condena", explicó a la prensa la abogada Huczek, tras conocer el fallo.

El caso del violador serial tuvo muchas instancias judiciales, ya que inicialmente se le dictó una pena de 50 años de prisión, luego se le rebajó por considerarla "cruel e inhumana" y finalmente la primera fue ratificada por Casación.

"La Justicia entendió que no se trataba de una pena cruel e inhumana en virtud de que el castigo proferido debe ser equivalente y proporcional al daño proferido a sus víctimas y la culpabilidad demostrada. Es destacable el rol que han cumplido las víctimas en todo este tortuoso proceso. ¡Justicia buscamos y justicia conseguimos!", concluyó Huczek al celebrar el fallo de la Corte, que deja a Álvarez Albarracín sin posibilidad de apelar a otra instancia judicial.

Según se ventiló en el juicio oral, en 2009 Álvarez Albarracín abusó sexualmente de ocho mujeres en los barrios porteños de Villa del Parque, Agronomía y Paternal, en todos los casos bajo el mismo modus operandi: se movía en una moto que simulaba ser de un repartidor, interceptaba a sus víctimas cuando se disponían a entrar a sus casas por la noche y luego abusaba de ellas.

El caso llegó a juicio y, en agosto de 2011, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 16, integrado por María Cristina Bértola, Fernando Larraín y Liliana Barrionuevo, lo condenó a 50 años de prisión por los ataques sufridos por las ocho mujeres, que no sólo fueron violadas sino víctimas de robo con armas, amenazas y privación ilegal de la libertad.

Además, los jueces lo declararon "reincidente" porque cuando cometió los hechos estaba en libertad condicional por una condena anterior por robo.

Pero tras una apelación, en mayo de 2014 la sala I de Casación, con el voto de los jueces Luis Cabral y Ana María Figueroa, confirmó todo lo actuado en el debate aunque hizo lugar a un planteo de la defensa, que consideró "irrazonable" que Alvarez Albarracín estuviera 50 años preso, ya que el Estatuto de Roma prevé para los delitos de lesa humanidad un máximo de 25.

Los camaristas dispusieron entonces que la causa volviera al TOC 16 para imponer una pena menor, aunque los jueces se inhibieron de seguir actuando por la "violencia moral" que les generó la decisión de sus superiores y se conformó un nuevo tribunal que volvió a fallar en coincidencia con su antecesor.

Finalmente, ante una nueva intervención de la Cámara de Casación, en marzo de 2017, la Sala III de ese tribunal confirmó la pena de 50 años aplicada al violador serial y ahora ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Fuente: Télam

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:28
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"