Roseanne Barr culpó a una pastilla por sus tuits racistas

La actriz dijo que sus tuits racistas fueron consecuencia de haber tomado una medicina para combatir el insomnio. La respuesta de la empresa farmacéutica.

La comediante estadounidense Roseanne Barr dijo que estaba cansada de "ser atacada y menospreciada" y culpó a la pastilla para dormir Ambien por su tuit racista contra una excolaboradora de la administración de Barack Obama, Valerie Jarrett.

A menos de 14 horas de afirmar que dejaba Twitter, tras la oleada de críticas, la actriz se justificó escribiendo que los tuits racistas contra una exasesora de Obama fueron consecuencia de haber tomado Ambien, una medicina para combatir el insomnio.

Barr dijo en una serie de tuits el martes y durante las primeras horas del miércoles que lo que hizo fue "imperdonable" cuando publicó en Twitter que "Si los Hermanos Musulmanes y El planeta de los simios tuvieran un hijo: vj", en referencia a Valerie Jarrett.

La cadena ABC, de Walt Disney Co., canceló inmediatamente la serie Roseanne, una de las que le reportaban mejor audiencia, y argumentó que las declaraciones de Roseanne eran "abominables, repugnantes e inconsistentes" con sus valores.

La actriz se justificó diciendo que había escrito el tuit a las 2 de la mañana después de tomar el somnífero Ambien.

"Era el Día de los Caídos y fui demasiado lejos; no quiero defenderlo, fue atrozmente indefendible", dijo Barr. "Cometí un error, ojalá no lo hubiera hecho (...) pero no lo defiendan por favor", agregó.

En otros tuits, Barr dijo que estaba cansada de "ser atacada y menosprecida más que otros comediantes que han dicho cosas peores" y pidió al público que no boicotee a ABC, diciendo que la cadena tiene derecho a "hacer lo que quiera".

Barr, de 65 años, se disculpó luego "por hacer un mal chiste" sobre Jarrett, quien es negra y nació en Irán, aunque sus padres son estadounidenses.

"¡No lo sientan por mí, chicos!", dijo Barr en un tuit a última hora del martes. "Sólo quiero disculparme con los cientos de personas y maravillosos guionistas (todos liberales) y actores talentosos que perdieron sus trabajos en mi show por mi estúpido tuit", agregó.

El exmarido de Roseanne, el también actor Tom Arnold, bromeó en Twitter y dijo que él también había estado bajo los efectos de los somníferos entre 1990 y 1994, la época en la que habían estado casados.

Jarret, de 61 años, dijo el martes que el presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, la llamó antes del anuncio de ABC sobre la cancelación del programa.

Poco después, la farmacéutica que produce el medicamento en EEUU respondió que el racismo no es un efecto secundario.

En un tuit respondió brevemente a la actriz: "Personas de todas las razas, religiones y nacionalidades trabajan en Sanofi cada día para mejorar la vida de personas en todo el mundo. Pese a que todos los tratamientos farmacéuticos tienen efectos secundarios, el racismo no es conocido como uno de ellos en lo que respecta a medicamentos de Sanofi"

Fuente: Exitoína 

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 06:20
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 06:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"