Suiza lidera la gestión de las fortunas del mundo

Sin embargo, según el índice Deloitte, otros países han avanzado en la escala en la que la nación helvética siempre fue líder.

Suiza conserva el primer puesto a escala internacional como el centro de gestión de fortunas. Sin embargo, la ventaja que le desmarca de sus competidores es cada vez menor. Otros centros financieros han ganado terreno de forma consistente durante los últimos años, según un informe global del que dio cuenta el portal Swissinfo.

En 2017, Suiza administraba activos financieros por un total de 1,84 billones de dólares (1,85 billones de francos suizos), según el Índice Internacional de Centros de Administración de Fortunas presentado el pasado viernes por la firma Deloitte. Este dato es un 7% inferior al que registró la plaza financiera suiza en 2010.

La novedad, según Swissinfo, es que sus principales competidores le pisan los talones. El año pasado, Gran Bretaña gestionaba ya 1,79 billones de dólares; y Estados Unidos, 1,48 billones de dólares. Ambos países han incrementado significativamente el volumen de activos que gestionan. En el primer caso aumentaron un 9% durante los últimos siete años; en el segundo, un significativo 48%, refiere la empresa de consultoría.

Las tres plazas financieras citadas, concentran el 60% del mercado global de la administración de fortunas. Pero los centros financieros asiáticos trabajan para ganar clientes. Por ejemplo, los fondos manejados por Hong Kong crecieron un 122% en siete años, y los de Singapur, un 12%, lo que les convierte en jugadores emergentes de cada vez mayor peso y relevancia en el mercado internacional.

Sin embargo, Deloitte destaca que cuando se trata de competitividad y alto nivel de desempeño, Suiza sigue a la cabeza. La plaza financiera helvética goza de ventajas indiscutibles en la gestión de fortunas, como los elevados niveles de estabilidad política y económica que tiene Suiza, dice Deloitte, advirtiendo que Singapur también tiene estas bondades.

Pero destaca que, en los ámbitos de calidad en el servicio y madurez digital, Suiza supera a Singapur. Los expertos detallan que la fuerza laboral helvética posee ventajas competitivas estratégicas porque goza de un amplio conocimiento en banca digital y sobrada experiencia en el trato de clientes internacionales, además de la cultura de un servicio esmerado.

"Cuando se trata de elegir un lugar para invertir, los clientes internacionales de la banca patrimonial suelen buscar excelencia. Y esto supone herramientas digitales de punta, pero también una experiencia de asesoría del más alto nivel. Las condiciones impositivas y regulatorias siguen siendo importantes, por supuesto, pero como parte de un estándar mínimo que el cliente espera que cumplan todos los centros financieros", afirma Daniel Kobler, jefe de la división de Banca Privada y Gestión de Fortunas de Deloitte Suiza.

"Por todo ello, Suiza sigue siendo el lugar de referencia para obtener una experiencia de primer nivel para el cliente, así que confiamos en tiene futuro como centro financiero. Los bancos suizos han hecho correctamente su trabajo en los últimos años y han conseguido, incluso, controlar sus elevados costes de operación, ganando con ello una mejor relación entre sus ingresos y sus costos, lo que redundó en un repunte en la rentabilidad".

Kobler advierte, no obstante, que los gestores suizos de fortunas siguen luchando por atraer nuevos activos y transformar su modelo comercial tradicional para no perder terreno. Por ello invierten masivamente en innovación y, en general, en mejorar la experiencia y atención a sus clientes.

swissinfo.ch/ts (Traducción del inglés: Andrea Ornelas)

Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 05:06
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 05:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"