Balearon a un joven en una protesta frente a una comisaría

El joven de 22 años sufrió un balazo en el pecho mientras un grupo de vecinos se manifestaban en contra de policías que habían atropellado a una niña.

Un joven fue herido de un balazo en el pecho durante una manifestación de vecinos que protestaban frente a una comisaría porque un cuatriciclo policial acababa de atropellar a una niña de 4 años que jugaba en una plaza en la villa 31 del barrio porteño de Retiro.

Fuentes policiales confirmaron a la agencia Télam que el hecho ocurrió ayer por la tarde frente al Destacamento Barrial Vecinal Villa 31 de la Policía de la Ciudad, y el joven baleado fue identificado como Ramiro Ruiz Lazarte (22), quien permanece internado en estado reservado en el Hospital Fernández, mientras que la niña atropellada fue trasladada al Hospital Gutiérrez.

Ema, la madre de Ruíz Lazarte, denunció que a su hijo lo tuvieron dos horas desangrándose dentro del destacamento lo que derivó en una hemorragia interna y "ahora está en coma farmacológico".

En tanto, los investigadores intentan determinar ahora si el balazo que le provocó la herida a Ruíz Lazarte fue efectuado por un arma policial.

Según las fuentes, todo comenzó cuando al menos tres cuatriciclos con policías a bordo salieron del Destacamento para asistir a un operativo en la zona, y atropellaron a una niña de 4 años que se encontraba jugando en una plaza a metros de la seccional.

Fuentes policiales aseguraron que, al ver lo que había ocurrido, el policía que comandaba el cuatriciclo detuvo su marcha y asistió a la niña, a quien cargaron en el cuatriciclo con ayuda del padre de la menor y la trasladaron al Hospital Fernández, desde donde luego la derivaron al Hospital Gutiérrez.

En principio, la niña se encuentra fuera de peligro y es posible que en las próximas horas sea dada de alta, dijeron las fuentes.

En ese momento, los vecinos comenzaron a concentrarse frente al destacamento y protestaron contra los policías que se movilizaban en los cuatriciclos, tras lo cual comenzaron a apedrear el frente de la seccional y a agredir a los efectivos que se hallaban en el lugar

Los vecinos denunciaron que en esas circunstancias salieron varios policías desde adentro de la comisaría y efectuaron varios disparos contra los manifestantes, uno de los cuales, Ruíz Lazarte, cayó herido al piso a unos 100 metros de la dependencia policial con un balazo en el pecho.

El joven fue trasladado por el SAME al Hospital Fernández donde ingresó con un balazo en el esternón y permanece internado en terapia intensiva en estado grave.

Fuentes policiales aseguraron que durante la manifestación fueron detenidos tres vecinos que supuestamente protagonizaban los incidentes.

Esta mañana, Ema, la madre de Ruiz Lazarte, explicó al canal C5N que su hijo "solamente quiso pedir justicia por la nena" y terminó baleado por un policía que "le tiró a matar porque el orificio (de entrada) lo tiene en el esternón, en el pulmón izquierdo".

La mujer aseguró que su hijo sólo estaba "con piedras" pero que ahora "el comisario" le dijo que su hijo "estaba armado".

"No había arma, ahora le deben haber puesto una arma en la mano a mi hijo mientras lo tuvieron tirado en la comisaría desangrándose. Ahora van a hacer desaparecer la bala cuando la saquen y van a poner la bala que ellos quieren", denunció Ema.

"La bala implica al policía que se ve en un video que se va después de tirarle a quemarropa", agregó.

Sobre el estado de salud de su hijo, la madre señaló que "está en coma farmacológico" y "en las manos de Dios", que los médicos le explicaron que la bala quedó alojada en el pulmón izquierdo y denunció que "el tiempo que dejaron que se desangre en la comisaría tirado hizo que hiciera una hemorragia".

Una vecina que fue testigo del episodio y los posteriores incidentes, contó a C5N que todo se inició cuando "tres cuatriciclos salieron a alta velocidad por un procedimiento, una detención de una persona que estaba alcoholizada o vendiendo droga".

La mujer contó que en una maniobra de giro "uno de los cuatriciclos atropelló a la nena" que estaba jugando en la plaza.

"Yo le grité que atropelló a la nena y el cuatriciclo de atrás me dice '¡cállese la boca!'. Como la ambulancia se iba a demorar, el mismo policía que la atropelló alzó a la nena en el cuatriciclo con su papá y lo sacó hasta donde siempre está la ambulancia", recordó.

La testigo afirmó que "la gente se ofendió por lo que pasó con la nena y empezó a tirar piedras y botellas a la policía y la policía empezó a tirar a quemarropa".

"Yo estaba con mi nena, di la vuelta y después me enteré que a Ramiro le habían dado un tiro", concluyó.


Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 22:48
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 22:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"