Cancilleres del G20 ratifican el multilateralismo

Ministros de Relaciones Exteriores llamaron a consolidar el sistema y a abordar el desafío de las nuevas tecnologías en el mercado laboral.

Los ministros de Relaciones Exteriores del G20 cerraron su reunión de dos días en Buenos Aires con un llamado a consolidar el multiletarilismo y a avanzar en un sistema educativo que enfrente los desafíos de las nuevas tecnologías en mercado laboral.

La reunión estuvo signada, también, por una declaración de seis países integrantes del grupo -Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile, Australia y México- en la que desconocieron el resultado de las elecciones en Venezuela por considerarlas "ilegítimas".

Para el cierre del evento, los cancilleres de la Argentina, Jorge Faurie; Alemania, Heiko Maas, y Japón, Taro Kono, países integrantes de la troika del grupo, dieron una conferencia de prensa en el edificio anexo de Cancillería, en la que dieron un panorama sobre lo trabajando desde ayer.

"Todos hemos compartido que es mejor tener y mantener el multilateralismo", dijo Faurie tras señalar que el diálogo de estos días les permitió "visualizar el estado de un mundo cambiante con desafíos significativos, particularmente los de la revolución tecnológica". 

En este contexto, agregó que "las instituciones multilaterales tienen que responder" a las demandas de resultados de la gente y que "el G20 tiene que producir para mejorar la vida de las personas".

Al respecto dijo que, en 2008, el G20 logró evitar un crisis "como la del crash fianciero de 1929", pero que hoy debe dar respuesta al impacto que la tecnología trajo "al trabajo, las fuerzas laborales y la forma de producir" y que es "imposible" pensar en "virar el mercado de trabajo sin pensar en la recalificación del sistema educativo".

Por su parte, el ministro alemán resaltó las amenazas que actualmente enfrenta el multeralismo comercial: "muchos de los conflictos con los que tenemos que lidiar hoy en día muestran que el multilateralismo será expuesto a presiones de muchos orígenes".

"Pensamos que todos los estados deben jugar en un marco de reglas equitativas conforme al derecho internacional y vemos cuestiones que son de particularidad inquietud", apuntó sin hacer referencia a ningún país, pero en el marco de las políticas proteccionistas que Estados Unidos impulsa para con sus competidores.

"Por eso, voces a favor del aislamiento y de cerrar el comercio es algo que vemos con gran preocupación", cerró Maas.

Ante la consulta de las turbulencias que afectaron a la Argentina y a otros países y a la necesidad de una mayor cooperación o una línea de acción conjunta para morigerar estos vaivenes, Faurie remarcó el apoyo del G20 al país.

"Prácticamente todos los países del G20 apoyaron las reformas que Argentina requiere y dieron su apoyo aquellos que son miembros del Fondo Monetario para el seguimiento del pedido que formuló el país", dijo Faurie.

Por otra parte, y aunque no era tema del G20, seis de los países integrantes del grupo se manifestaron contra de las elecciones en Venezuela que revalidaron a Nicolás Maduro como presidente, al considerar que fueron convocadas por la "una ilegítima Asamblea Constituyente" y que "no contó con las garantías" que requiere un acto eleccionario.

En un documento conjunto, los ministros manifestaron que los comicios no contaron "con observación internacional independiente ni con garantías" como para que el proceso "pueda ser aceptado como libre, justo, transparente y democrático".

El documento, titulado "Declaración sobre Venezuela", los países que adhieren al pronunciamiento expresaron que "esta elección ilegítima es una clara reafirmación de la ruptura de la institucionalidad democrática" en ese país.

Por ello y ante este resultado, anticiparon que "considerarán posibles medida políticas y económico-financieras sancionatorias del régimen autoritario de Maduro, procurando en ello no afectar al pueblo venezolano, que es la primera víctima de esta ruptura de la democracia venezolana".

A su vez, reafirmaron que "la solución a la crisis de Venezuela debe ser alcanzada de forma pacífica y con el protagonismo de los propios venezolanos" y que "la comunidad internacional debe realizar su contribución a ese fin".

Por último, marcaron que la crisis humanitaria ya hizo que "más de 900.000 venezolanos" emigraran del país e instaron "al régimen autoritario de Maduro a abandonar la indiferencia ante el sufrimiento de su pueblo, reconociendo la crisis y, ante todo, estableciendo un canal humanitario" que permita recibir la asistencia en alimentos y medicinas.

El G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales y hoy, en conjunto, sus miembros representan el 85 por ciento del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75 por ciento del comercio internacional.

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 10:02
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 10:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"