Putín y su intensa relación con el deporte

La destreza física de Putin es una poderosa razón de su popularidad entre los rusos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, tiene un cinturón negro en judo. Buceó hasta el fondo del Mar Negro. Suele marcar goles en exhibiciones de hockey sobre hielo junto a superestrellas y se pavonea con el torso desnudo ante las cámaras, mostrando su cuerpo atlético en excursiones de caza o de pesca.


Recientemente, Putin demostró también sus habilidades futbolísticas haciendo malabares con el balón en el Kremlin junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, mientras Rusia se prepara para albergar el máximo evento del deporte más popular del planeta.

Putin, de 65 años, lleva casi dos décadas en las máximas esferas del poder, ya sea como presidente o primer ministro. Y esas exhibiciones de fortaleza física, entre otros factores, han ayudado a convencer a los rusos de mantenerlo como presidente por otro mandato más.

Además de su reputación de entusiasta deportista, Putin goza del apoyo de muchas estrellas del deporte nacional. En noviembre pasado, pocas semanas antes de que anunciara que se presentaría a la reelección en marzo, el astro ruso del hockey sobre hielo Alexander Ovechkin hacía un fuerte respaldo público al líder político.

PUTIN 2

Ovechkin, considerado uno de los mejores jugadores de la NHL estadounidense, lanzó entonces un movimiento político llamado "Putin's Team" (Equipo de Putin) para apoyar al presidente ruso.

En un post en Instagram, Ovechkin aseguró estar orgulloso de ser parte del "Putin's Team" e invitó a todos los simpatizantes del presidente a unirse y "mostrar a todo el mundo una Rusia fuerte y unida".

La doble campeona olímpica de salto con pértiga Yelena Isinbayeva, una de las atletas rusas más reconocidas, rápidamente se unió el "Putin's Team", al igual que el estelar ajedrecista Serguei Kariakin, que hace una década y media se convirtió en el gran maestro más joven del mundo a los 12 años.

Otro reconocido gran maestro, Garry Kasparov, en cambio, es uno de los más duros críticos de Putin. Pero el caso de Kasparov, quien vive en el exterior, es excepcional. El presidente tiene un asombroso apoyo entre la población y los deportistas rusos.

La destreza física de Putin es uno de los factores más importantes en ese apoyo, según una encuesta a nivel nacional realizada en octubre pasado por el instituto demoscópico más grande del país, Levada Centre.

Cuando se preguntó a los encuestados qué les gustaba de Putin, aproximadamente un quinto -el 19 por ciento- señaló que es "decidido", "valiente", "seguro" y un "hombre real".

Un 18 por ciento sostuvo que le gusta su política exterior y su manera de proteger a Rusia de Occidente. En tercer lugar, con el 16 por ciento, se ubicó la opción que indica que es "un político experimentado" y un "líder fuerte".

En general, cerca de tres cuartos de los encuestados -un 73 por ciento- dio una valoración positiva del trabajo de Putin como presidente.

Putin también logró distanciarse de la trama de doping en el deporte ruso, un escándalo que vinculó a las tensas relaciones de Rusia con Occidente.

Decenas de atletas rusos fueron suspendidos de las competiciones internacionales tras las denuncias que salpicaron principalmente a los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 en Sochi, donde se sospecha que Rusia organizó un masivo sistema de manipulación de muestras con apoyo estatal.

En ese contexto, Rusia fue suspendida de los Juegos Olímpicos de invierno celebrados este año en Pyeongchang. Putin rechazó pese a ello un boicot al evento en Corea del Sur. En un discurso dirigido a los atletas rusos a los que se permitió competir de manera individual y bajo bandera neutral, dijo que los deportistas deben ignorar el escándalo y centrarse en ganar.

Putin sugirió que el deporte se mezcló con la política y pidió incluso disculpas por no ser capaz de proteger a los atletas de eso.

"Todos sabemos muy bien, y ustedes más que nadie, lo difícil que es alcanzar una victoria", dijo el mandatario. "Es el doble de difícil si los deportes se mezclan con eventos claramente no relacionados con el deporte, con circunstancias superficiales, con política o alguna otra cosa", señaló un presidente que mantiene una relación muy intensa con el deporte.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 10:07
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 10:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"