Ex municipales detenidos por extorsionar a albañiles

Dos ex funcionarios de la Municipalidad de Bahía Blanca están acusados de pedir coimas a albañiles encargados de restaurar el cementerio local.

Dos ex funcionarios de la municipalidad de Bahía Blanca fueron detenidos acusados de haber extorsionado y cobrado dinero a albañiles por más de mil trabajos que realizaron para la comuna, entre ellos la restauración de tumbas en el cementerio local entre 2007 y 2010, cuando estaban en funciones.

Se trata de Marcelo Carameli (59) y Leonardo Pombo (42), quienes cumplieron funciones en la municipalidad de Bahía Blanca durante la gestión de los intendentes del Frente para la Victoria (FPV) Cristian Breitenstein y Gustavo Bevilacqua y habían sido condenados en julio del año pasado por cohecho y extorsión en perjuicio de un comerciante al que también le habían pedido coimas.

Por ese hecho, Carameli fue condenado a 7 años de prisión y se encuentra bajo arresto domiciliario por problemas de salud, mientras que Pombo fue penado con 3 años y 6 meses por ser partícipe necesario.

En las últimas horas, por orden del juez de Garantías Guillermo Mercuri y del fiscal de Delitos Complejos Gustavo Zorzano, ambos del Departamento Judicial de Bahía Blanca, policías de la Delegación Departamental de Investigaciones detuvieron a Pombo cuando caminaba por la calle Corrientes al 500.

Los efectivos se dirigieron además a la casa donde Carameli cumple prisión domiciliaria, situada en General Paz al 200, para notificarlo de esta nueva detención librada en su contra.

Voceros judiciales informaron hoy a la agencia Télam que al momento de los hechos cometidos entre 2007 y 2010, Carameli se desempeñaba como director del cementerio Municipal de Bahía Blanca y Pombo era su colaborador.

De acuerdo a la acusación fiscal, los dos ex funcionarios extorsionaron a por lo menos ocho albañiles que trabajaban en ese cementerio, a quienes le exigieron unos 50 pesos de coima para participar de unas mil obras y tareas que se llevaban a cabo en el lugar.

En la investigación se determinó mediante testimonios que los albañiles tenían que pagarles a Carameli y Pombo una especie de canon para poder hacer sus tareas, según detallaron las fuentes consultadas,

Consultado al respecto, el fiscal Zorzano explicó que los trabajadores declararon que "eran albañiles independientes que se encontraban en un listado que tenía la comuna de profesionales autorizados para trabajar en el ámbito del cementerio".

"Los albañiles fueron reunidos en un determinado momento por los ahora dos ex funcionarios, quienes le exigieron como condición para poder trabajar que pagaran por cada obra que realizaran una suma de dinero o, caso contrario, los iban a echar", afirmó el fiscal.

El funcionario judicial dijo también que "hasta el momento se comprobaron ocho casos" y que no hay por ahora elementos para imputar a otros funcionarios.

El delito que se les imputa ahora es el mismo por el que ambos ya fueron condenados, aunque con otras víctimas, ya que en la anterior oportunidad se trató de un comerciante de la zona de Parque de Mayo, a quien le exigieron 2.000 pesos para seguir trabajando allí.

Por ese caso, el Tribunal Oral en lo Criminal 1, a cargo de los jueces Ricardo Gutiérrez, Onildo Stemphelet y Hugo Da Rosa, condenó el 6 de julio el año pasado a Caramelli a 7 años de prisión, inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos y una multa de 50.000, mientras que Pombo fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión como partícipe necesario.


Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 04:35
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 04:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"