Pérez Hualde: "A ningún poder político le gusta que le pongan límites"

En diálogo con MDZ Radio, el ministro de la Corte que ayer presentó su renuncia respondió a las "chicanas" por su salida. "A mí también me da satisfacción terminar esta etapa", resaltó.

Ayer uno de los ministros de la Corte que más incomodaba al Poder Ejecutivo, Alejandro Pérez Hualde, presentó su renuncia y fue rápidamente aceptada por el Gobierno. El gobernador Alfredo Cornejo incluso manifestó que "le daba satisfacción" la dimisión del ministro.

En diálogo con MDZ Radio, Pérez Hualde intentó evitar la polémica pero respondió a las "chicanas" del Gobierno que celebró su salida. "No me preocupa lo que diga Cornejo. En la vida uno tiene etapas que se van cumpliendo. Para mí también es una satisfacción terminar esta etapa", resaltó el magistrado. 

"Siempre me consideré comprometido con la función que le toca cumplir al Poder Judicial, que no cogobierna pero pone límites cuando ve que hay riesgos contra derechos fundamentales; en esos casos estamos obligados a actuar. A ningún poder político, y a Cornejo menos, le gusta que le pongan límites. A mí me designó Cobos y en algún momento también se molestó con algún fallo", continuó Pérez Hualde.

Sobre el proyecto de ampliación de los miembros de la Corte impulsado por Cornejo, Pérez Hualde señaló que opinará "cuando ya no forme parte del Poder Judicial". "Nosotros también tenemos límites y no nos podemos involucrar con otras políticas. Sigo siendo juez hasta el último día a la noche", se excusó. 

Por último, Pérez Hualde indicó que su principal legado fue "manejarse con independencia" y anticipó que se retira para dedicarse a lo académico. "Era el momento para dar este paso y estoy seguro que me voy a morir trabajando", concluyó.

Escuchá la entrevista completa:


Opiniones (9)
22 de julio de 2018 | 13:56
10
ERROR
22 de julio de 2018 | 13:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece fantástico que se vaya. Me parecería que "hay que achicar el Estado": No lo reemplacen!
    9
  2. Huele mal esta renuncia. El pequeño emperador aumenta su poder
    8
  3. En especial, al que no le gusta que le impongan límites es al JOder Judicial. Ese poder se maneja como si fuese una monarquía totalitaria. Establecen sus propios salarios, privilegios, y entongados. Tienen su propio tribunal para juzgar sus propios chanchullos, como si fuesen una casta superior al resto de los ciudadanos, con amigos y colegas que no se pisan la sábana...sigo??
    7
  4. que buen motivo para descorchar algo no ?
    6
  5. A mí me produce una gran satisfacción la integridad y altura moral que ostenta el Dr. ALEJANDRO PÉREZ HUALDE!!! Un jurista destacado y un caballero. Lamentablemente el Gobernador deja mucho que desear en esos aspectos, ni reviste gran nivel académico o intelectual ni posee mínimamente autoridad moral. Desafortunadamente para Mendoza el Dr. Perez Hualde se retira de la función y el Emperador Cornejo sigue y pretende eternizarse. Nos queda el consuelo de que la historia pondrá a cada uno en su lugar. Ojalá pronto toda la Ciudadanía advierta como son la cosas, y que esto suceda antes de que sea muy tarde...
    5
  6. Bien Dr., el Poder Ejecutivo debe entender cual es la función de los otros sin molestarse. Y mucho más en Mza., bastión constitucional de la no reelección como forma de impedir la formación de feudos.
    4
  7. Y al poder Judicial MENOS, nombran familiares, amigos, AMIGAS, se arman acordadas a medida de sus propios intereses, son una casta aparte, no forman parte de la sociedad, una elite, una monarquía judicial. No quieren pagar impuestos como el resto de los mortales de la sociedad. Trabajan poco o nada, tienen 45 días de licencia y 30 más por lo que ellos decidan, mas feriados, etc, trabajan 8 meses al año, PERO SE LES PAGAN 13 MESES. La justicia es pobre pero con salarios de ricos, ellos proponen igualdad, pero no quieren ser iguales a nadie, son SUPREMOS.
    3
  8. Qué pasó, ahí?????
    2
  9. Siento una gran satisfacción de que este "supremo" se jubile, ahora espero que Palermo siga sus mismos pasos o renuncie, necesitamos una Justicia de excelencia.-
    1