Fuerte apuesta de CEOSA para ganar otra obra hídrica millonaria

Se trata de un acueducto de 140 kilómetros de extensión que llevará agua potable a la ciudad de Bahía Blanca. La firma mendocina la cotizó 40 por ciento por debajo del presupuesto oficial. La UCAR no está vinculada al proyecto.

A pesar de los problemas que ha tenido, la empresa mendocina Construcciones Electromecánicas del Oeste (CEOSA) sigue siendo una jugadora fuerte en materia de obras hídricas: presentó la oferta más barata en la licitación para construir un acueducto de 140 kilómetros de extensión que favorecerá a la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.

Según consignó el diario "La Nueva Provincia" de Bahía Blanca , la apertura de sobres reveló que CEOSA hizo una oferta ubicada muy por debajo del presupuesto oficial. Ese presupuesto era de $5.627.000.000, pero la firma mendocina pidió tan solo $3.368.812.000. O sea, 40 por ciento menos.

Hoy por hoy, CEOSA, en cuanto a precios, está mejor ubicada que sus competidoras para hacerse cargo de "la obra del siglo", según la calificación que le dan en Bahía Blanca. Una obra que ha atraído la atención de las empresas más importantes del país, así como firmas del exterior, entre ellas, una gigante de China.

De todos modos, no fue la única firma que cotizó por debajo de lo previsto en los pliegos. Y tampoco tiene ganada la licitación, ya que, más allá de la oferta, ahora comienza un análisis profundo de cada propuesta, no sólo centrado en lo económico, el cual duraría varios meses.

Así y todo, es digno de resaltar que CEOSA superó en la oferta económica a la UTE compuesta por Rovella Carranza, Evolution Constructora y Supercemento, que quedó segunda: $4.129.728.613. En tanto, en el tercer lugar se ubicó Martínez y De La Fuente SA, con $4.471.002.277. 

También dice La Nueva Provincia que CEOSA le ganó en esta etapa de la licitación a dos pesos pesados del rubro: Techint y Roggio. Esta UTE pidió $6.573.660.716, es decir, bastante más que el presupuesto oficial, que fue fijado en enero del año pasado.

El problema es que este avance se produce en un momento por lo menos complejo para CEOSA: la Oficina Anticorrupción (OA) ha señalado a la empresa mendocina en una investigación por tráfico de influencias, precisamente en procesos de licitación de obras hídricas. Quedaron bajo cuestionamiento, en principio, dos concesiones que obtuvo en Catamarca. 

La investigación ha producido desplazamientos de funcionarios que al parecer estaban de los dos lados del mostrador: trabajaban para el Estado y para consultoras ligadas a CEOSA. Eso le permitía a la empresa recibir "información calificada para optimizar su oferta", según se lee en la investigación de la OA. 

El caso más importante fue el de Fernando Gomensoro, quien, si bien no fue desvinculado totalmente, en febrero tuvo que dejar su puesto de subsecretario de Gestión Hídrica en el Departamento General de Irrigación.

CEOSA también ha sufrido complicaciones judiciales. En virtud de las denuncias, el juez Sebastián Ramos, a cargo del Juzgado Federal número 2 de la Ciudad de Buenos Aires, allanó las oficinas de la empresa a comienzos de marzo.

Sin embargo, el acueducto de Bahía Blanca tiene una diferencia con las obras cuestionadas. Es una iniciativa del gobierno bonaerense y el financiamiento para hacerla no fue gestionado por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR). Tampoco integró el Programa para el Desarrollo de Nuevas Áreas de Riego en la Argentina (PROSAP). En estos lugares habían operado las personas sospechadas de ayudar a CEOSA en las obras de Catamarca.

En la UCAR, organismo que depende del Ministerio de Agricultura de la Nación, la aclaración buscó ser vehemente. "La UCAR no tiene nada que ver, ni en proyecto ni en nada, porque no es una obra para riego. Es un acueducto para llevar agua potable especialmente a Bahía Blanca", explicaron.

Sin embargo, desde UCAR indicaron que la obra en cuestión es "muy grande", por lo cual, seguramente, también cuenta con financiamiento internacional.

El acueducto del río Colorado genera una expectativa muy grande en Bahía Blanca, lugar en el que no sólo se analiza el "legajo" de CEOSA: el dueño de Roggio, quien fue procesado por supuestas defraudaciones en obras realizadas junto a la empresa brasileña Odebrecht, también es oferente.

Opiniones (7)
22 de julio de 2018 | 04:23
8
ERROR
22 de julio de 2018 | 04:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Blanqueando plata kk muchachos?
    7
  2. Otro heredado
    6
  3. YO PENSÉ Q ESTABA PRESO YA
    5
  4. Mucha envidia
    4
  5. como rinde el dinero de de vido.....
    3
  6. Se funde mucho ante de terminarla
    2
  7. En definitiva... es más barato al margen de las supuestas influencias???
    1