Violentas protestas por la instalación de la embajada de EEUU en Jerusalén: al menos 16 muertos en Gaza

La policía de Israel prepara la mudanza de la embajada a Jerusalén con miles de policías que blindan la ciudad.

Al menos 16 personas murieron y más de medio millar fueron heridas hoy por disparos del Ejército israelí que salió a reprimir con fuerza la salida en masa de palestinos que protestan contra el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén, un día antes de conmemorar la Nakba o "catástrofe", como denominan a la creación del Estado de Israel.

Así lo informó el Ministerio de Salud de Gaza, que precisó que uno de los asesinados es Az-Adin Asamak, un niño de 12 años, y que 512 heridos fueron derivados a centros asistenciales por diversas causas, entre ellas munición real, balas de goma e inhalación de gases lacrimógenos, señalaron el diario israelí Haaretz y la agencia palestina Wafa.

En tanto, la policía de Israel prepara la mudanza de la embajada a Jerusalén con miles de policías que blindan la ciudad antes de la ceremonia que se realizará a las 16 hora local (11 de Argentina) en el consulado estadounidense en el barrio de Arnona -en Jerusalén-, que se convertirá oficialmente en la embajada.

Fuerzas israelíes habían advertido a la población con panfletos lanzados desde el aire de que no se acercaran a la frontera, y luego arrojaron gases lacrimógenos contra los manifestantes para evitar que se aproximaran a la valla, informó la agencia de noticias EFE.

También indicaron que un grupo de manifestantes palestinos consiguió cortar la valla de seguridad, se infiltró varios metros en territorio israelí y volvió a la Franja.

La población de Gaza acompañó las manifestaciones con una huelga masiva y el enclave amaneció con las escuelas, universidades, bancos, tiendas, instituciones públicas cerradas y escaso tránsito en vísperas de la Nakba.

En tanto, en la ciudad cisjordana de Ramallah, alrededor de 3.000 personas se concentraron en la Plaza de Yasser Arafat, convocados por las facciones palestinas, desde donde tienen previsto marchar hacia el puesto militar israelí de Qalandia, que separa Ramallah de Jerusalén.

También hay previstas manifestaciones en otras localidades cisjordanas como Nablus, Hebrón y Belén con el fin de avanzar hacia los puestos de control militares israelíes.

El Ejército israelí reforzó sus batallones tanto en la frontera con Gaza como en Cisjordania, y aumentó los efectivos de unidades especiales y fuerzas de inteligencia.

En comunicado difundido ayer, el Ejército señaló que "la organización terrorista Hamas ha estado encabezando y organizando disturbios extremadamente violentos" en la frontera con Gaza en las últimas semanas y le acusó de "actuar bajo disfraz de manifestantes para tratar de dañar la valla de seguridad y perpetrar ataques terroristas en territorio israelí".

En tanto, el Comité de la ONU para la Prevención de la Discriminación Racial emitió hoy una declaración urgente en la que pide al Gobierno de Israel que cese "el uso desproporcionado de la fuerza" contra los palestinos que participan en la Gran "Marcha de Retorno" de Gaza.

Como parte de un mecanismo de "alerta y acción urgente" con el que cuenta para casos que requieren un pronunciamiento urgente por ser de vida o muerte, el Comité exhortó a Israel a abstenerse de "cualquier acto que provoque más víctimas" y que permita que los palestinos heridos reciban atención médica.

Télam

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 22:33
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 22:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"