Macri habló con Rajoy y busca el respaldo de Trump

El presidente Mauricio Macri habló hoy telefónicamente con su colega del gobierno español, Mariano Rajoy, quien sumó su apoyo de su administración a la negociación de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tal como lo hicieron en los últimos días otros ocho países,

 El presidente Mauricio Macri habló hoy telefónicamente con su colega del gobierno español, Mariano Rajoy, quien sumó su apoyo de su administración a la negociación de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tal como lo hicieron en los últimos días otros ocho países.

La comunicación entre ambos mandatarios fue confirmada a Télam por fuentes oficiales y completó el apoyo brindado por España a la tratativas que Argentina mantiene con el FMI.

En tanto, desde Cancillería revelaron que también se gestionaba una comunicación telefónica entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y Macri con el propósito de reforzar el aval de la Casa Blanca al Gobierno argentino, mientras mantiene gestiones con la institución financiera que encabeza la francesa Christine Lagarde.

La charla telefónica entre Macri y Rajoy constituyó un nuevo gesto de sintonía entre los mandatarios que, a principios de abril, se reunieron en Buenos Aires y compartieron actividades con el objetivo de promover inversiones españolas en el país.

España fue uno de los países que expresaron apoyo al gobierno argentino tras conocerse esta semana el inicio de las negociaciones con el FMI, como también lo hicieron Estados Unidos, Japón, Chile, Brasil, China, Holanda, México y Francia.

Por su parte, el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, atribuyó hoy el salto del dólar de las últimas semanas a que el país está "en un escalón menor de confianza", lo que derivó en "más volatilidad en la moneda" y agregó que el FMI "no va a ser una solución mágica" porque esa solución "depende de los argentinos".

"Lo que pasó fue una combinación de factores, de cambios en el contexto internacional y de señales que hemos dado en la Argentina que generaron que hoy tengamos un escalón menor de confianza que la que pudimos construir en los primeros dos años y medio", diagnosticó Peña en diálogo con la radio FM Blue. 

El ministro coordinador dijo que, ante esa situación que describió, "el Gobierno tomó decisiones" y resaltó: "Hay herramientas, estamos infinitamente mejor que hace dos años y medio. Hemos tomado decisiones, entre ellas la de recurrir al Fondo Monetario no por una situación de crisis, sino justamente para evitarla".

"La solución a nuestros problemas depende de los argentinos. Ni el Fondo Monetario va a ser una solución mágica, ni nos va a complicar las cosas, depende de nosotros. Tenemos una oportunidad clara, no estamos lejos de llegar a ese lugar de equilibrio que nos permita salir de la vulnerabilidad que hemos acumulado", agregó el funcionario.

Ante la consulta sobre qué condicionamientos impondrá a la Argentina el FMI, Peña negó que el organismo internacional de crédito vaya a definir un diagrama económico para el país. 

"No es que le estamos yendo a pedir un programa económico al Fondo Monetario. Hace un mes, definió que estamos en el rumbo correcto, como también lo han dicho los principales países del mundo. El problema no es el Fondo, es qué vamos a hacer los argentinos para hacer una economía más sólida y seguir creciendo", consideró. 

Las negociaciones del Gobierno también recibieron el respaldo del presidente de FIAT en Argentina, Cristiano Rattazzi, quien apoyó la decisión de pedir un préstamo preventivo al Fondo y dijo estar "encantado de que el FMI sea el auditor de lo que hace Argentina. Es un buen auditor para el país. Yo lo hubiese hecho antes. Dicen que es impopular, pero tenemos que entender que gastar más de lo que entra crea un problema enorme".

Respecto a la reunión de ayer entre empresarios y el presidente en la Quinta de Olivos, sostuvo que vio a Macri "muy tranquilo y decidido a cambiar el país", pero alertó que esa tarea tendrá "zozobras y no será totalmente fácil".

"El país tiene que encaminarse a ser un país moderno, serio, normal. En los últimos 85 años Argentina perdió el rumbo y de ahora en adelante tiene que empezar a volver. Va a llevar tiempo", agregó.

Por su parte, el dirigente radical y ex diputado nacional Ricardo Alfonsín afirmó hoy que espera que "las recetas del FMI no sean las de siempre porque vamos a tener dificultades" y reiteró la necesidad de que la negociación del Gobierno con el organismo internacional se dé en el marco de un "diálogo con todas las fuerzas políticas". 

Opiniones (2)
21 de junio de 2018 | 06:40
3
ERROR
21 de junio de 2018 | 06:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. jjf2810. El asunto es que a los países que quiere convencer son votos dentro del FMI para conceder el dinero porque si estiman que Argentina no reúne ciertas condiciones pueden votar en contra, esa es la razón, asegurarse que terminadas las negociaciones voten a favor. Macri sabe que su gobierno no se proyecta y que no hay continuismo porque por muy moderado el ajuste que pedirá el FMI será significativo.
    2
  2. La verdad no entiendo que quiere demostrar consiguiendo apoyo de otros paises. A los que tiene que convencer de que ir al FMI está bien es a los argentinos que son los que votan en el 2019. No a Trump, Rajoy, Macron, al presidente de China. Es una desilusión ver lo que están haciendo y lo peor es que miras a la oposición y son igual de impresentables. Lo más pauperrimo que hay para consolarse es decir...Y BUENO AL MENOS NO ROBAN TANTO.. es deprimente pero cierto.
    1