Nación pone a la venta dos centrales térmicas

Son las centrales Ensenada de Barragán, en Buenos Aires, y Brigadier López, en Santa Fe, cuyas obras de cierre aún no han sido finalizadas.

La empresa Integración Energética Argentina (IEASA) lanzó hoy a consulta pública los prepliegos para la venta de las centrales térmicas de generación eléctrica Ensenada de Barragán, en Buenos Aires, y Brigadier López, Santa Fe, de 560 y 280 megavatios, respectivamente, lo que permitirá a las empresas interesadas realizar sus observaciones.

La convocatoria es para la licitación pública nacional e internacional para la transferencia del fondo de comercio de ambas centrales térmicas, lo que incluye los contratos vigentes de abastecimiento con Cammesa, así como la deuda por el financiamiento recibido para la construcción de las centrales.

El adquirente deberá, además, tomar los empleados afectados a la operación de las mismas, y la obligación de completar las obras de cierre de ciclo en ejecución que permitirán incrementar en ambas centrales la potencia actual, se precisó desde IEASA a la agencia Télam.

Desde la cartera energética se indicó que las obras de cierre de ciclo se encuentran en muy avanzado estado de construcción, y llevarán dicha potencia en Ensenada Barragán a 840 megavatios, con obligación de puesta en operación de 24 meses, y en Brigadier López a 420 megavatios, a 14 meses.

La certificación por avance acumulada de cada obra al 31 de diciembre de 2017 es de 86,9 por ciento para Ensenada Barragán y 89,9 por ciento para Brigadier López, en tanto que todos los componentes se encuentran in situ en las obras para la ampliación como generadores, turbinas y condensadores.

La deuda contraída por Enarsa para la construcción de las centrales, estructuradas mediante dos fideicomisos financieros, contaba con un saldo al 31 de diciembre de 2017 de 401 millones de dólares para la central bonaerense y 210 millones de dólares para la emplazada en Santa Fe.

Este proceso de venta de activos había sido dispuesto a la par de la creación de la empresa Integración Energética Argentina SA tras la fusión de las compañías Enarsa y Emprendimientos Binacionales SA (Ebisa).

La disposición decidida desde el Ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren, incluye además la venta de otras cuatro centrales (General Belgrano, Vuelta de Obligado, Almirante Brown, y General San Martín), además de la participación accionaria en distintas compañías.

La Central Ensenada de Barragán, ubicada en el polo petroquímico de la localidad de Ensenada, a 10 kilómetros de la ciudad de La Plata dispone de una potencia instalada de 560 megavatios y ya fue habilitada para operar comercialmente el pasado 28 de abril del 2012.

En tanto, la Central Brigadier López, ubicada en el parque industrial de la localidad de Sauce Viejo, a 20 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, dispone de una potencia instalada de 280 megavatios y ya fue habilitada para operar comercialmente el pasado 30 de agosto del 2012.

Iesa informó hoy que a efectos de fomentar la transparencia y calidad del proceso de Licitación, decidió someter a un proceso de Consulta Pública gratuita la versión preliminar del Pliego de Bases y Condiciones que regirá la Licitación, los cuales ya se encuentran disponibles en la web www.enarsa.com.ar

Los interesados en realizar observaciones o sugerencias al prepliego, tendrán que inscribirse previamente en el registro de interesados, y podrán remitir sus observaciones hasta el 24 de mayo de 2018.

A partir de entonces, la empresa considerará las opiniones recibidas y elaborará el Pliego final para la Licitación que será publicado el 8 de junio.

La empresa estatal planteó al mercado que la transacción es "una excelente oportunidad para desarrollar una plataforma relevante en el mercado de generación argentino, como así también de diversificación, integración vertical o consolidación de actuales jugadores".

Con la venta de activos energéticos, el Estado estima recaudar más de 1.000 millones de dólares -en una valoración moderada- para aportar al repago de obras en ejecución y otras encaradas a futuro.

El Gobierno también se desprenderá de las participaciones accionarias del 50% en la compañía Citelec (la controlante de la transportadora de alta tensión Transener), así como las tenencias públicas de acciones -en todos casos inferiores al 10 por ciento del total- en las empresas Central Puerto, Transba, Dique SA y Central Térmica Güemes.


Opiniones (1)
16 de julio de 2018 | 07:23
2
ERROR
16 de julio de 2018 | 07:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ES IGUAL QUE MENEM ESTE HDMP!!!! CONSTRUIMOS UNA CENTRAL Y CUANDO ESTÁ LISTA SE LA ENTREGAMOS A UN AMIGO POR DOS MANGOS PARA QUE SE HAGA RICO!!! P.O.R. F.A.V.O.R. H.A.Y. Q.U.E. A.L.G.O. P.A.R.A. Q.U.E. S.E. V.A.Y.A.N. Y.A. M.I.S.M.O. O. N.O. V.A. A. Q.U.E.D.A.R. N.A.D.A. E.N. P.I.E!!!!!
    1