Tips para que el invierno no te gane: ¿cómo correr con frío?

Cuando hay ganas no hay excusas. Pero muchas veces el clima nos amedrenta. Se viene el invierno y te damos tips de cómo tenés que prepararte para que el frío no te gane.

 Lo cierto es que, si planificamos nuestra forma de entrenarnos, seguramente vamos a poder sacarle más el jugo a nuestro esfuerzo. 

Sea en verano o en invierno, siempre hay que entrar en calor antes de correr. Una vez que estamos activos, nuestra percepción corporal es 10 grados mayor a la temperatura que en realidad hay en el ambiente. Por eso, cuando llega el invierno hacerlo no sólo es fundamental para nuestros músculos y fibras.

Como la temperatura ambiente es más baja, seguramente nos va a costar un poco más entrar en calor. Especialistas recomiendan que, si la temperatura es menor a cinco grados, conviene hacer los primeros movimientos bajo techo y una vez que el calor corporal aumenta, salir a hacerle frente al fresco.

Mary Frio, montaña

El aire frío hace que las vías respiratorias se estrechen y nos da una sensación de mayor dificultad para respirar. Muchos abren la boca cuando aún no logran controlar bien la respiración o cuando están cansados, algo que no es bueno para nuestro sistema respiratorio. Por eso lo ideal es lograr una respiración coordinada, permitiendo una correcta oxigenación.

En época invernal también es importante prestar atención al consumo de alimentos que favorezcan la producción de energía calorífica, como los carbohidratos y proteínas. Y aunque por el frío tengamos la sensación de transpirar menos (y que así perdemos menos agua), es tan fundamental como siempre el mantenernos hidratados.

IMG 2632

También es importante cambiarnos la ropa mojada una vez que terminamos de correr, para evitar que la transpiración se seque sobre nuestro cuerpo y provoque alguna enfermedad.

¿Tenés duda sobre cómo es mejor vestirse para enfrentar al frío? Antes que nada, no es aconsejable abrigarse de más. Porque al entrar en calor después no sabemos qué hacer con la ropa. Quizás es bueno usar algunos guantes finos, un cuellito o unas mangas desmontables. Hoy en día hay mucha ropa deportiva técnica que maneja la absorción de la transpiración. Evitá el nylon y las telas que dan la sensación de ser plásticas. Si sos muy friolento podés recurrir a una camiseta térmica para mantener el cuerpo caliente.

En esta época son comunes las heladas, la neblina y la llovizna que no sólo es molesta sino que también es peligrosa. Si vas a correr por la calle -sobre todo si está oscuro- ponete siempre ropa vistosa (reflectante) y tratá de mantener tus pies secos, cuidándote de los resbalones y de los malos movimientos.

Ojo con los rompevientos. Muchos veces sólo nos provocan transpirar en exceso y deshidratarnos. Buscá telas finas e impermeables y no tengas dudas en sacártelo si empezás a sentirte sofocado; el cuerpo es el termómetro más sabio. Y si sentís que no lográs aclimatarte, a veces es mejor repensar el lugar y el momento de entrenamiento para evitar cuadros de hipotermia.

Cuidarse de las paspaduras también es fundamental. Usar vaselina o cremas ayuda a evitar que el aire frío no corte tu piel. Una vez terminado tu entrenamiento, siempre elongá. Es la vuelta a la calma. De esa manera, tu cuerpo entiende que la carrera terminó y que es momento de relajar.

Se viene el frío pero a vos ya no te agarra desprevenido. Ahora, a correr.

29042018 CAF 9979

Fuente: Lourdes Aguiar


Opiniones (2)
23 de mayo de 2018 | 20:42
3
ERROR
23 de mayo de 2018 | 20:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. pregunta al que la escribió , cdo es bueno cambiarse la ropa mojada, cdo termina de hacer ejecicio o cdo se termina de eslongar ?? gracias desde ya
    2
  2. buena nota ......
    1