Deportes

El Atlético del Cholo es finalista de la Europa League

Con gol de Diego Costa, el Colchonero derrotó 1 a 0 (2-1) al Arsenal en Madrid y jugará la gran final del torneo continental.

El Atlético de Madrid se clasificó hoy a la final de la Liga Europa de fútbol al vencer 1-0 al Arsenal en el Wanda Metropolitano y el 16 de mayo buscará cerrar otra meritoria temporada con un título internacional en Lyon.

Un gol de Diego Costa en el final del primer tiempo tras una magnífica asistencia de Antoine Griezmann dio la victoria y la clasificación a los rojiblancos, que hicieron valer el sufrido 1-1 obtenido una semana atrás en Londres.

La capital española ratificó así su peso en el fútbol europeo después de que el Real Madrid lograra el martes su tercera clasificación consecutiva a la final de la Liga de Campeones, donde chocará el 26 de mayo ante el Liverpool en Kiev.

El equipo de Diego Simeone -que hoy siguió el partido desde la grada tras ser expulsado en la ida- se medirá al Olympique de Marsella, que derrotó al Salzburgo en la prórroga, 3 a 2 en el global- en busca de su tercer título de la Liga Europa después de los conseguidos en 2010 y 2012. Tras la decepción que implicó quedar fuera de la Champions, el Atlético tiene la posibilidad de cerrar la temporada con una gran alegría.

Para el Arsenal, la derrota sepulta la posibilidad de lograr la clasificación a la próxima Champions. Después de quedar rezagado en la Premier League, el torneo continental era el gran incentivo para los dirigidos por Arsene Wenger. El entrenador francés, que al final de temporada dejará el Arsenal después de casi 22 años, no podrá despedirse con un trofeo entre los brazos.

El partido, de inicio, se planteó muy diferente al de Londres, donde el Atlético jugó casi todo el encuentro con un futbolista menos por la expulsión de Sime Vrsaljko. Empujado por su público, el conjunto de Simeone intentó presionar y plantarse en campo contrario.

El Wanda Metropolitano presentó un clima de final anticipada, como era de esperar ante un duelo entre dos de los grandes favoritos del certamen y como había pedido el propio Simeone en la previa. La Liga Europa, que se torna cada vez más apetecible a medida que avanzan las rondas, era el gran aliciente para ambos en este final de la temporada.

"Rumbo hacia Lyon", decía la bandera gigante desplegada por los aficionados del Atlético hoy, aunque el camino al duelo del 16 de mayo en Francia presentaba un escollo muy duro para los "colchoneros". El Arsenal de Wenger, el entrenador que quería despedirse tras más de dos décadas en el banquillo "gunner" con un título internacional.

El clima de fiesta, en cualquier caso, se vio pronto empañado por la grave lesión de Laurent Koscielny en el arranque del partido. El central del Arsenal debió salir en camilla y entre lágrimas tras sufrir una grave lesión en el tendón de Aquiles y todo indica que se perderá el Mundial con Francia.

Su ausencia -en su lugar ingresó Calum Chambers- debilitó además a la zaga "gunner", que debió lidiar con dos pesos pesados en el ataque rojiblanco como Diego Costa y Griezmann. La primera ocasión del encuentro fue generada por el propio hispano-brasileño, que se llevó con coraje un balón y terminó definiendo desviado ante la salida del colombiano David Ospina.

El Arsenal casi no generaba peligro en un partido marcado por las impreciones de ambos lados. Sólo sobre la media hora asustó con una buena jugada colectiva que Diego Godín salvó providencialmente cuando Aaron Ramsey iba a disparar.

El conjunto de Germán Burgos -que hoy reemplazó a Simeone en el banco atlético- despertó sin embargo en el cierre de la primera etapa y consiguió acorralar al Arsenal con el empuje de su público. En cuestión de tres minutos, y con Griezmann como estandarte, generó más ocasiones que en todo el resto de la primera etapa.

Lo tuvo el francés con un disparo desviado, pero instantes se recuperó con una maravillosa asistencia a Costa, que no perdonó frente a Ospina.

El 0-0 ya clasificaba al Atlético, pero el gol daba un poco más de aire a los rojiblancos, que se fueron al vestuario en un clima de euforia. El Arsenal necesitaba conseguir lo que ninguno de los últimos 11 equipos que visitaron al Wanda consiguió: anotarle un gol a Jan Oblak.

La segunda etapa, sin embargo, exhibió un partido mucho más abierto. El Arsenal salió en busca del gol y el Atlético disfrutó de muchos espacios para las contras de Griezmann y Costa. El medio se quebró y el partido se hizo de ida y vuelta.

Pudo haber liquidado Griezmann, primero con un tiro libre y luego con una oportunidad clarísima tras una magistral maniobra de Costa que no supo definir el francés. Pero el Arsenal también asedió por momentos el arco de Oblak, que se lució sacando al córner un gran disparo de Granit Xhaka.

El final fue a corazón abierto, pero prevaleció finalmente el Atlético, un equipo que cuenta con más carácter a la hora de afrontar este tipo de citas. Le queda un último paso.

Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 00:10
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 00:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"