Ampros acumula un 8,8% de aumento por el acuerdo que el SUTE rechazó

Desde el gremio de profesionales de la salud destacaron el resultado de la cláusula gatillo mensual que acordaron en paritarias. El titular del SUTE explicó por qué no se arrepiente de haber rechazado esa propuesta.

Ayer en su discurso el gobernador Alfredo Cornejo destacó los acuerdos paritarios logrados con todos los gremios de la provincia "salvo uno". La salvedad tiene que ver con el aumento por decreto para el SUTE, cuyo secretario general justificó por qué se rechazaron las propuestas del Ejecutivo. Incluso, ofertas como la aplicación mensual de la cláusula gatillo que acordaron los profesionales de la salud nucleados en Ampros, que hoy salieron a informar que su aumento acumulado en los primeros cuatro meses del año es del 8,8%.

 "Para nuestros afiliados esta negociación fue exitosa y muy conveniente, ya que a diferencia de otros años, el salario irá ajustándose automáticamente, lo cual nos permitirá poder debatir en comisión negociadora temas vitales", sostuvieron Isabel Del Pópolo y Claudia Iturbe en representación de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud.

Mediante un comunicado,  Ampros informó que a marzo se registró un incremento del básico de diciembre de 2017 de un 8,8%, según el índice de inflación acumulado de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

De esta manera, el sindicato se jacta de haber conseguido mejores condiciones que otros gremios como ATE, que en lugar de tener una clausula gatillo mensual recién a fin de año verán como el incremento del 15,7% en tres partes se actualiza para equipararse con el nivel inflacionario.

Sin embargo, uno de los gremios más importantes de la provincia también tuvo la posibilidad de acceder al mismo acuerdo, pero decidió no hacerlo. Se trata del SUTE, que luego de arduas negociaciones rechazó la propuesta del Ejecutivo porque no reconoció el atraso que se generó en la paritaria 2017.

Sute Henríquez

"Fuimos nosotros los que planteamos como contrapropuesta que se igualara el acuerdo firmado por Ampros, pero al mismo tiempo esa propuesta incluía que el gobierno reconociera el atraso del 7,6% que se generó por el acuerdo salarial 2017", manifestó Sebastián Henríquez al ser consultado por MDZ.

Si bien el gobierno acepto darles clausula gatillo mensual como a los profesionales de la salud, rechazó el pedido de reconocer el atraso salarial aduciendo que había quedado saldado con el bono que se pagó a fin de año a los maestros como recomposición salarial.

Ante esa negativa, las negociaciones se malograron y el aumento para el SUTE salió por decreto. "No nos arrepentimos porque nosotros no podemos estar festejando no perder frente a la inflación mes a mes. Más con nuestros salarios, que no son los mismos que los de Ampros", explicó Henríquez. En este sentido, dijo que una actualización mensual hubiese representado aumentos de 90 pesos y resignando al principal reclamo del gremio: el atraso que se registró entre el aumento del 2017 y la inflación de ese año.

A eso, agregó que la actualización mensual acordada por Ampros no es acumulativa sino que siempre toma como base el salario de diciembre del 2017. "No se calcula en base al salario del mes anterior sino a diciembre del año pasado. Si fuese acumulativo podríamos haber aceptado", remarcó.

"Lo que el gobierno tiene que hacer es devolver lo que nos sacó estos dos años con aumentos a la baja. Tenemos que hacer un acuerdo y levantarnos todos para que reabran las paritarias", concluyó.

Opiniones (1)
25 de mayo de 2018 | 21:37
2
ERROR
25 de mayo de 2018 | 21:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. entiéndase otra gremialista que arregló en efectivo y a espaldas del gremio
    1