G. Conte

El relato de Cornejo, su "marcar la diferencia" y el "nuevo Estado"

Lo que deja el discurso del gobernador Cornejo ante la Asamblea Legislativa.

El relato de Cornejo, su marcar la diferencia y el nuevo Estado

 Cada gobierno tiene su "relato". Cada gobernante sabe qué quiere que se diga de su gestión cuando se vaya. Algunos, a pesar del esfuerzo y del uso y abuso del aparato estatal en tal quimera, no lo han conseguido. Han intentado sucesivamente a lo largo de sus períodos quedar en placas lustrosas, monumentos, obras con las que nos tropecemos todos los días. 

Ese berretín por quedar en la Historia le ha costado mucho dinero a muchas generaciones de mendocinos, por lo general, en forma inexpugnable. No tener al menos una reelección desespera al gobernante. Quedar en la posteridad es un ascenso al Aconcagua, sin aclimatación previa: casi un imposible en medio de una sociedad mendocina exigente y, muchas veces, ingrata, difícil de convencer, parca y desconfiada, si se quiere. Todos estos calificativos, usados para bien y para mal: que cada uno elija la dimensión de su incidencia.

El gobernador Alfredo Cornejo sabe que no tiene tiempo y que su tarea es, como dice y machaca, "hacer que las cosas funcionen como tienen que funcionar". Un pequeño objetivo que se vuelve gigante cuando lo que ha reinado ha sido la inercia y, en los tiempos previos a su ascenso al poder, algo peor: tratar de cargar una gran  roca monte arriba.

Por eso Cornejo a la hora de dar su mensaje a la Legislatura, lo hace en forma clásica: para que lo entienda la política, para que lo medie la prensa y para que algún distraído al que le interese escuchar un discurso de más de una hora, se enganche en su versión de las cosas en crudo, vivo y directo.

Así, apostó este 2018 a:

- Reincidir con lo que llama "la revolución de lo sencillo", aquello de que las cosas funcionen y el Estado sirva, aunque sabe que no podrá hacer mucho más que lo que ha hecho en diversas áreas en el tiempo que le queda de gobierno, tan solo un año.

- La educación como obsesión o como resultado del reclamo (y apoyo social al Ítem Aula): comenzará a evaluarlos de una manera sutil: becándolos para que estudien y aprueben un examen.

- Machacar con el "make to difference" con la gestión nacional que, sin embargo, apoya decididamente, aunque haga críticas. En este sentido, acompaña no solo como gobernador -uno de los tres radicales- sino como presidente de uno de los tres partidos que conforman la alianza Cambiemos, la UCR, a escala nacional.

- Insistir en simultáneo con el mismo plan hacia el gobierno anterior, al que ya no menciona con nombre y apellido, sino que lo lanza a la discusión como "el pasado".

- Valorar su propio esfuerzo en iniciar con un gobierno de "shock" y no gradualista, al revés que ocurrió a nivel nacional, aunque con contextos que justifican a uno y otro, si se lo quiere ver así. Si Mauricio Macri hacía lo que hizo Cornejo aquí, le paralizaban el país y lo "delarruizaban". Cornejo jugó fuerte para enderezar el rumbo a nivel financiero y halló contexto social para desacreditar a los detractores de su ajuste. Y lo hizo.

- Lejos de mostrarse como un CEO, Cornejo mencionó 53 veces la palabra Estado. Consideró fundamental que sirva, funcione y se administre bien, desde arriba y desde abajo, cargándoles responsabilidades a sus funcionarios y a los trabajadores, en su justa medida. Y a esas menciones a "Estado" -que es mucho más que una palabra- le sumó 50 veces la compañía de otro término calificativo: "Nuevo", antes o después. "Estado nuevo", "nuevo Estado". Es lo que quiere dejar. Menos tangible que tropezarse con un mamotreto monumental, pero más útil para todos, si es que logra consolidar en los hechos y prolongar en el tiempo el relato construido con éxito.

Opiniones (5)
24 de mayo de 2018 | 17:46
6
ERROR
24 de mayo de 2018 | 17:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Todavía no se ha dado cuenta que le quedan meses, para seguir siendo gobernador................Después que pierda en las elecciones, estará esperando entregar el mando, nada más.
    5
  2. como siempre impecable el admirado gobernador
    4
  3. Me encanta el uso del inglés rudimentario de la nota... espero que alguna vez publiquen las críticas constructivas a los "periodistas".
    3
  4. El Sr. Gobernador tendría que dejar los yuyos
    2
  5. Como es posible q haya leído sobre las becas a los docentes y las frases q dijo el gobernador en su discurso primero por este diario y luego unos cuantos minutos por televisión q se supone están en vivo??
    1