Vargas Llosa íntimo: el agasajo de Cornejo en fotos, perlitas y videos

Un encuentro con el Gobernador y su esposa como anfitriones permitió la distensión y el intercambio con el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

 El gobernador Alfredo Cornejo y su esposa, Lucía Pannocchia, ofrecieron una cena de agasajo al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa quien se encuentra en Mendoza junto a su hijo, Álvaro y el presidente de la Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni, a quien el literato le dedicó su último libro "La llamada de la tribu", que presentó en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Una mesa servida por el equipo de Nadia Harón fue el escenario de una larga charla e intercambio sobre política, gestión y fútbol entre el escritor y los invitados, entre quienes se encontraban un puñado de políticos y periodistas, entre ellos, el director de MDZ, Gabriel Conte. El lugar, la Casa Pescarmona, donada por la familia del empresario al Gobierno como residencia y lugar de agasajos a figuras destacadas.

Vargas llosa cornejo lucia

La comida. Asado y bien vino, básicamente. Todos contentos, Un buen jamón crudo y empanadas fueron la previa.

Cena vargas llosa

La mesa. La Fundación Libertad, con Gerardo Bongiovanni y Daniel Pereyra como referentes, son quienes acompañaron al escritor a Mendoza. Antes, había pasado por el Hotel Potrerillos y este martes almorzarán en una bodega de montaña, antes de partir a Chile. Además estuvieron la esposa del Gobernador, Lucía Pannocchia, los periodistas Andrés Gabrielli, Luis Ábrego y Gabriel Conte; el diputado César Biffi, el senador Juan Carlos Jaliff; el director general de Escuelas, Jaime Correas; el analista Elbio Rodríguez.

La charla. Múltiples temas que se fueron cruzando: de la política local a la internacional, sin dejar de repasar la realidad nacional. Los Vargas Llosa vienen de reunirse con Mauricio Macri y Marcos Peña y van hacia Chile, en donde continuarán la charla iniciada en Buenos Aires con Sebastián Piñera.

Vargas llosa

El populismo. Fue el tema central, habida cuenta de que tanto Cornejo como Mario y Álvaro Vargas Llosa refieren en cada intervención pública. Sobre cómo vencer sus efectos nocivos en la sociedad fue el intercambio más sostenido, aunque el fútbol no escapó de la conversación.

Vargas Llosa, futbolista. "De chico jugaba al fútbol en esos equipos que formaban 2-5-3, pero habré tenido 10 años por entonces", contó, no sin antes de repasar el estado de sus equipos favoritos en Perú, "La U" -en cuyas inferiores jugó- y el Real Madrid en España.

Juntos vargas llosa

Golazo de Jaliff. El senador Juan Carlos Jaliff se mostró con un ávido lector de los libros de Vargas Llosa, como todos, pero a diferencia del resto, demostró una cualidad especial: recordar cada detalle de cada historia. Fue así que a raíz de una mención del Nobel sobre un pueblo de Perú se produjo un contrapunto entre ambos: "Ese es el pueblo que menciona en ´El sueño del Celta´, lanzó Jaliff. "Claro que no, si toda la historia de Roger Casement transcurre en el Congo", refutó Vargas Llosa. Lejos e amilanarse ante la respuesta del autor, Jaliff fue específico y al detalle en qué punto de la narración el autor cita al pueblo peruano. Y resultó ser que tenía razón. La noche en que Jaliff doblegó al Nobel al hablar de una de sus obras. Hubo aplausos y finalmente un brindis.

Regalos. El autor recibió varios regalos. Entre ellos, una camiseta de Godoy Cruz Antonio Tomba:

Vargas llosa tomba
Vargas llosa tomba

También recibió un obra artística de Zully Bazán y una botella de El Enemigo:

Zullybazan vargas llosa

Vargas llosa enemigo

El director general de Escuelas, Jaime Correas, les regaló ejemplares de sus libros "Cortázar en Mendoza: un encuentro crucial" y "los falsificadores de Borges" a Mario y Álvaro Vargas Llosa.

Correas vargas llosa

Cada uno con su autógrafo

La emoción. Rodrigo, uno de los mozos, llegó al lugar con las obras del escritor que más le han impctado y cuando consiguió su firma y dedicatoria, se quebró de emoción. "Esa emoción valió por toda la cena", se escuchó en el lugar:

Rodrigo vargas llosa

Nadia Harón, Carmen Ortega y Vargas Llosa: el arte de la cocina y el de la literatura:

Nadia
Carmen Vargas Llosa

Que le devuelvan el libro a Jaliff. El senador radical protestó porque quería que le firmara "La fiesta del chivo" pero no lo encontró y no recuerda a quién se lo prestó. Lector serial de la obra del peruano español, llevó entonces un ejemplar gordo de "Conversación en la catedral" y se fue contento:

Dedicatoria cornejo vargas llosa
Jaliff
Vargas llosa cornejo
Libros vargas llosa
Cornejo vargas llosa

Así lo contamos en las redes

:

Vargas Llosa en Mendoza

Una publicación compartida de Gabriel Conte (@gabriel.conte) el

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 17:14
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"