La joya blanca que esconde el sur de Perú

La ciudad de Arequipa no solo es rica en historia y arquitectura: esconde grandes tesoros de oro y plata. Un lugar mágico que mezcla la herencia precolombina con los primeros años de la conquista de América.

Perú es un destino turístico por excelencia y miles de argentinos lo visitan todos los meses. Desde abril, Avianca ofrece una ruta directa con frecuencia diaria entre Mendoza y Lima que para muchos representa conexión que sirve como hub internacional. Pero lo cierto es que también abre las puertas del país incaico a los mendocinos. No solo para viajar a la capital de Perú o a destinos frecuentes como Cusco o Machu Pichu, también es la oportunidad de llegar a conocer otros paisajes y tesoros, como los que se esconden en la "ciudad blanca" de Arequipa.

Arequipa
Cantera de la piedra volcánica denominada sillar.

Ubicada en el sur del país, a mil kilómetros de Lima, se caracteriza por su arquitectura única en el mundo. Es que el casco histórico está construido con piedra volcánica de las canteras de sillar y su color blanco sumado a una porosidad particular le dan a las fachadas una presencia especial. Pero lo más atractivo es lo que se esconde muros adentro.

Arequipa

Decenas de patios internos como este se encuentran en Arequipa.

Las gruesas paredes ocultan anécdotas, historias, milagros, momias y tesoros. Dentro de los edificios, monasterios e iglesias están guardados desde hace centenares de años vestigios de lo que fue la colonización española. Allí, la cultura precolombina se mezcla con la ostentación colonial y la fuerte influencia que tuvo la religión católica en el Virreinato del Perú. Por eso no sorprende que "La Catedral" de Arequipa cuente con una sala de tesoros con piezas de oro puro, plata y esmeraldas. Un cuarto en el que está prohibido utilizar cámaras de fotos en el que se encierran piezas que cuestan millones de dólares.

Arequipa

Pasillo interno del monasterio.

Sin embargo, no sólo guardan bienes materiales. Además de una arquitectura que ha logrado superar durante siglos los constantes movimientos sísmicos, esos muros protegen la historia no sólo de la ciudad o de Perú. La historia de Latinoamérica.

Hoy Arequipa es la segunda provincia más poblada del país incaico, pero en el pasado fue un punto estratégico para el virreinato. En esa ciudad se construyeron importantes monasterios como el de Santa Catalina o las iglesias de órdenes jesuitas y franciscanas. Hoy, parte de estos edificios históricos están abiertos al público y funcionan como galerías de arte, negocios y restaurantes. Pero también hay espacios que se han conservado intactos para conocer cómo vivieron durante su encierro las monjas de Santa Catalina. Sus celdas son un testimonio invaluable y llevan los nombres de mujeres que vivieron allí.

Por ejemplo Sor Ana de los Ángeles Monteagudo, nacida en Arequipa en 1602 y beatificada por el papa Juan Pablo II en 1985. A ella se atribuye el milagro de sanar a una enferma de cáncer.

Pero antes de la colonización, Arequipa ya era un punto importante para las civilizaciones precolombinas. Su nombre proviene del quechua y los incas poblaron las faldas de los imponentes volcanes Misti, Pichu Pichu y Chachani. En el centro se encuentra el Museo Santuarios Andinos, donde se exponen algunas de las momias encontradas en la cadena montañosa y conservadas por las bajas temperaturas. Por su excelente estado la más famosa es Juanita, descubierta en 1995, pero la ceremonia de momificación conocida como Capac Cocha se hizo a lo largo de todo el imperio. Incluso hay imágenes del "niño del Aconcagua", hallado en Mendoza en 1985.

Arequipa

Típico paisaje de Arequipa con construcciones en piedra de sillar.

Las magníficas canteras de la ruta del sillar y la historia de sus edificios se suman a la reconocida gastronomía peruana. Arequipa es cuna de platos típicos como el rocoto relleno, pero allí también se puede conocer la amplia variedad que caracteriza a la cocina peruana. Y a su vez, esta nueva ruta internacional promete beneficiar a la provincia con el arribo de turistas del Perú, país que tiene una afición por el vino mendocino.  

Arequipa

El centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Arequipa

La Catedral de Arequipa.

Opiniones (1)
14 de agosto de 2018 | 08:02
2
ERROR
14 de agosto de 2018 | 08:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Fantástico. Un lugar del mundo, que se debe preservar por siempre.
    1