Deportes

Iniesta anunció entre lágrimas que se va del Barcelona

El español confirmó hoy su marcha del Barcelona después de toda una vida en el club azulgrana, donde se convirtió en un mito viviente del fútbol.

El español Andrés Iniesta confirmó hoy su marcha del Barcelona después de toda una vida en el club azulgrana, donde se convirtió en un mito viviente del fútbol.

Tal como se esperaba desde hace varios días, el capitán azulgrana ratificó que dejará el equipo al final de la temporada para emprender, presumiblemente, un nuevo desafío en China.

"Mi etapa acaba este año", dijo entre lágrimas Iniesta, en una rueda de prensa en la que compareció delante de toda la plantilla, directiva y cuerpo técnico del Barcelona.


Iniesta llegó a las categorías formativas del Barcelona en 1996, cuando tenía 12 años. Debutó en el primer equipo en octubre de 2002, con Louis Van Gaal como entrenador, y con el paso del tiempo se convirtió en un icono del club.

Ganó 31 títulos con la camiseta del Barcelona, entre ellos ocho Ligas españolas, seis Copas del Rey, cuatro Ligas de Campeones y tres Mundiales de Clubes. Y este domingo podría llegar a 32, si es que el Barcelona sella un nuevo título de Liga.

Pero más allá de los números, Iniesta se convirtió en uno de los representantes más fieles de un estilo que encandiló al fútbol mundial con Josep Guardiola como entrenador (2008-2012) y con Xavi Hernández y Lionel Messi como sus principales socios en el campo. Su calidad y su inteligencia en el campo lo convirtieron en una figura internacional, y su humildad en una persona querida por todos, ya sean compañeros o adversarios.

Iniesta también fue protagonista principal de la época dorada de la selección española al conquistar dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010). Suyo fue, además, el gol que en Sudáfrica 2010 convirtió a España en campeona del mundo por primera y, de momento, única vez.

Su increíble palmarés no estuvo acompañado por tantos premios individuales, culpa principalmente de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Muchos consideran todavía una injusticia que Iniesta no haya recibido el Balón de Oro en aquel 2010 y esta semana la revista "France Football", que entrega desde 1956 el galardón, le pidió perdón por no haberlo reconocido nunca como el mejor del mundo.

A su carrera en la selección, en cualquier caso, todavía le queda al menos un capítulo: el Mundial de Rusia, que se disputará en junio y julio. El seleccionador español, Julen Lopetegui, dijo esta semana a dpa y otras agencias internacionales que considera a Iniesta "un jugador absolutamente vigente".

Pero su etapa como azulgrana llegó a su fin. A sus 33 años, y pese a tener un contrato vitalicio en el club, Iniesta decidió dar un paso al costado tras una temporada que deja un sabor agridulce a los azulgrana. Ganó la Copa del Rey el sábado, cuando el centrocampista recibió entre lágrimas una ovación del estadio Wanda Metropolitano en la goleada sobre el Sevilla, y está a un paso de sellar el doblete con la conquista de Liga española, pero sufrió una dolorosa eliminación ante la Roma en los cuartos de la Champions tras dejar escapar una ventaja de tres goles. Lo sucedido en el Estadio Olímpico, sin embargo, no empaña una carrera de leyenda.

Opiniones (4)
21 de junio de 2018 | 03:57
5
ERROR
21 de junio de 2018 | 03:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Un crack total. Si no fuera x haber sido contemporáneo a Messi, tendría él los cinco balones de oro. Un jugador enorme!
    4
  2. Un ejemplo de calidad humana y futbolística. Ahora veremos que pasará con Messi... Iniesta lo hizo y lo sostuvo.
    3
  3. ¡Pero es hincha del Real Madrid!
    2
  4. Que jugador. Impecable dentro y fuera de la cancha.
    1