#MdzSorpresa: Caballo en el salitral, congelado en el tiempo

Más cosas que están a tu paso por la Ciudad y de las que, muy probablemente, el apuro te distrae e impide verlas.

"En el caballo resucita el ansia carnal. Si ella postergó la sed, él puede superar la declinación física. Se arrima, se arriman él y su carro. La hembra desconfía de ese desplazamiento monstruoso, no entiende cómo se mueve el carro cuando se mueve el macho. Corcovea, se escurre al acercamiento de las cabezas que él intenta, como un extraño y atávico parlamento previo.Brinca ella, excitada y recelosa; se aturde por el ímpetu cálido que la recorre. Y aturdida, conmovida, descuidada, depone su guardia montaraz y rueda con un relincho de pánico al primer salto y el primer zarpazo del puma. Como herido en sus carnes, como perseguido por la fiera que está sangrando a la hembra, el caballo enloquece en una disparada que es traqueteo penoso rumbo adentro del arenal". Antonio Di Benedetto. Caballo en el salitral, del libro "El cariño de los tontos. 1961. Adriana Hidalgo.

Caballo

Allí está, desmembrado y conservado por partes. Musculando su artificialidad, contra una pared en territorio neutral. En un costado de uno de los edificios del antiguo hospital Emilio Civit, en el parque San Martín, un caballo de utilería, gigante, que denuncia una vida breve pero potente, espera su destino final: de homenaje a hidalguía a basura. Pero nadie se anima a decidir lo último, tan orondo que se muestra, congelado en el tiempo.

Leé el cuento completo "Caballo en el salitral" haciendo clic aquí.

Caballo
Caballo

Opiniones (1)
25 de junio de 2018 | 05:58
2
ERROR
25 de junio de 2018 | 05:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Para cuando un museo en donde se puedan guardar y atesorar todas las excelentes obras que nos dejan los artistas de Vendimia??
    1