Director de Greenpeace pide licencia tras denuncias de acoso

Extrabajadores apuntaron contra Martín Prieto, encargado de la ONG en Argentina, Chile y Colombia, quien fue escrachado en las redes sociales.

El director Ejecutivo de Greenpeace para Argentina, Chile y Colombia, Martín Prieto, pidió licencia de su cargo mientras que una auditoría externa de esa organización ambientalista investiga las denuncias por acoso que un grupo de ex-trabajadores hicieron públicas en las redes sociales.

La directora Política de Greenpeace "Andina", la oficina de esa organización con sede en Buenos Aires que coordina sus acciones en Argentina, Chile y Colombia, Natalia Machain, afirmó hoy en diálogo con Télam que "se abrió una nueva investigación externa para ver si alguno de los nuevos hechos de los que tomamos conocimiento requiere de una reparación y en ese sentido el director Ejecutivo Martín Prieto solicitó una licencia a partir de ayer para facilitar las investigaciones, por lo que ahora somos dos mujeres las que estamos a cargo de la codirección Ejecutiva".

"Este proceso no afecta el trabajo habitual de las 90 personas que formamos el equipo de Greenpeace andina", advirtió.

La funcionaria de Greenpeace informó que "estas denuncias no son nuevas y el tema reflotó el 8 de Marzo cuando comenzamos a publicar nuestra campaña contra la violencia de género y estas denuncias empezaron a surgir en los comentarios de nuestras publicaciones en redes sociales".

"Desde el principio nos tomamos el tema con total seriedad y por eso no salimos a contradecir todo lo que se vino publicando, aunque nosotros en eso identificamos distintos episodios, algunos que ya fueron resueltos y otros que estamos investigando", apuntó.

Machain indicó que "hay un caso que se menciona que sucedió en el 2013 cuando 14 empleados presentaron una carta al director Ejecutivo en la que denunciaban por hostigamiento al director de logística de ese entonces; en ese momento se hizo una investigación interna y realizaron entrevistas con todos los involucrados con lo que una vez comprobada la situación de maltrato ese director fue desvinculado de la organización".

"En 2014 Eugenia Testa renunció porque decidió dedicarse a la actividad política partidaria, algo que está prohibido en la organización; y a fines de ese año se decidió la desvinculación de Consuelo Bilbao y Lorena Pujó porque ellas participaban del mismo espacio que Testa y esa actividad no es compatible con Greenpeace", aclaró.

Machain recordó que "unos meses después esas tres personas presentaron una instancia prejudicial de mediación solicitando una reparación económica por lo que consideraron despidos arbitrarios pero sin mencionar ningún tipo de acoso".

"En esa mediación no hubo acuerdo y ellas tenían todo el derecho a presentar una demanda en el fuero laboral, pero como nunca lo hicieron la causa prescribió", completó.

La directiva de Greenpeace remarcó que "hubo una serie de tuits de gente que se fue muy disconforme de la organización y entre ellos el 21 de marzo hubo un caso que nos preocupó mucho porque Fernanda Roux comentó que en 2006 algunos compañeros había hecho referencias orales inapropiadas sobre su persona; eso es algo inaceptable y por eso al otro día me presenté en ante la justicia porteña para que investigue el episodio".

"Después de eso nosotros quisimos comunicarnos con Fernanda y ella no respondió", aclaró.

Machain afirmó que "ante las denuncias establecimos una serie de medidas internas frente al acoso y la discriminación como talleres de género, grupos de trabajo de mujeres, un 0800 externo para denuncias y también un cupo de jerarquización de las mujeres que hace que ahora mismo seamos tres en cargos directivos", destacó.

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 06:08
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 06:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"