Se fue a un asado y le robaron todos los ahorros

Ocurrió en la localidad sanjuanina de Tres Esquinas. La víctima, dueño de una gomería, sufrió el robo de todo lo que había ahorrado en el año.

Delincuentes aprovecharon que no había nadie en la casa de un hombre que tiene una gomería en San Juan y le robaron todos los ahorros del año. Los maleantes rompieron una puerta y se llevaron $107.500 en efectivo, que la víctima había ahorrado en su trabajo.

La vivienda donde se cometió el robo está ubicada sobre Ruta 40, unos 50 metros al Norte de calle Aranda, en una zona despoblada de la localidad sanjuanina de Tres Esquinas. El dueño de casa sospecha de un familiar cercano con el que había estado cenando esa noche y que había abandonado la juntada sorpresivamente.

Gustavo Villegas (35), su esposa Silvia Britos (31) y sus cuatro hijos de 14, 12, 9 y 4 años, abandonaron la casa sobre las 22 para ir a un festejo familiar en la Villa Media Agua, a pocos kilómetros de su hogar. Gran sorpresa se llevaron cuando regresaron, minutos después de la medianoche, cuando se dieron cuenta de que la puerta de madera del frente estaba totalmente destruida y los ladrones se habían llevado todos los ahorros del hombre, según consigna Diario de Cuyo.

El dinero estaba oculto en un hueco que hizo el hombre en una pared de uno de los dormitorios. La improvisada caja fuerte tenía una puerta de acero que cerraba con un candado y estaba tapada con un cuadro con la foto de una de las hijas, pero eso no fue impedimento para que los ladrones encontraran y se alzaran con los billetes.

Además de la plata, los malvivientes se llevaron una mochila de uno de los chicos pero los electrodomésticos y otros objetos de valor estaban intactos. Según Villegas, eso le generó dudas y puso la mira en un familiar muy cercano con el que ya había tenido cruces en varias oportunidades. Las sospechas aumentan porque esa noche había estado cenando con ese pariente, quien abandonó la juntada en medio de la cena y se fue en moto con un hombre que lo pasó a buscar por la casa donde festejaban. 

"A veces no almorzaba por atender la gomería, lo juro por mis hijos. Nos hemos estado privando de comprarnos muchas cosas para poder tener un auto más lindo. Ahora no tengo nada. Me llevaron la recolección de casi todo un año. No me queda otra que seguir trabajando, pero quiero saber quién fue el que me hizo esto", se lamentó Villegas.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 21:29
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 21:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"