Investigan a Falabella en un caso de trata de personas

El caso en cuestión es de diciembre de 2012 al descubrirse un taller con al menos 10 personas dormían, comían y trabajaban en condiciones de higiene y limpieza deplorables.

Tras una apelación de la AFIP, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación que desligó de toda responsabilidad a los directivos de Falabella por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral por un caso de talleres clandestinos descubiertos en Buenos Aires.

El caso en cuestión es de diciembre de 2012 cuando la AFIP recibió una denuncia anónima que en la calle Quirós 3041 de la ciudad de Buenos Aires al menos 10 personas dormían, comían y trabajaban en condiciones de higiene y limpieza deplorables.

Según indica Infobae, los trabajadores -de nacionalidad peruana y boliviana-percibían 2.500 pesos de los cuales les descontaban mil en concepto de comida y vivienda.

Robert Edgar Tupiño Yncacutipa, de nacionalidad peruana, era del dueño del taller en el que se encontró ropa terminada con distintas marcas, entre ellas "Falabella". Se hallaron en el taller doce máquinas de coser y etiquetas y prendas sin terminar con etiquetas de "Falabella", "Sybilla" y "Americanino".

El fiscal Federico Delgado pidió que se cite a indagatoria a Robert Tupiña, señalado como responsable de los talleres, a Héctor y Gustavo Mitelman por la firma Sifap SA -proveedora de Falabella- y a Juan Mingo Salazar, presidente de la cadena de tiendas.

Los obreros de los talleres manifestaron que trabajaban todos los días, de la mañana a la noche en turnos de 10 horas aproximadamente.

Los directivos de Falabella y su proveedora Sifap fueron sobreseídos en tres oportunidades. El juez Claudio Bonadio afirmó que "las condiciones edilicias de los talleres textiles eran óptimas, que los trabajadores habían ingresado y egresado de la Argentina en varias oportunidades -con lo cual no se verificaría una restricción a su libertad- y resaltó que todos los empleados resultaban ser familiares de los imputados y que concurrían a trabajar voluntariamente".

A través de un comunicado, Falabella explicó que "en diferentes instancias judiciales ha demostrado no haber tenido ninguna relación comercial con talleres clandestinos" y resaltaron que "el juez Claudio Bonadio ha sobreseído en tres oportunidades al entonces gerente general de la empresa, Juan Luis Mingo".

Sobre la decisión de Casación de profundizar la investigación, expresó: "Falabella tiene la convicción de que el resultado será el mismo que en las anteriores instancias, ya que trabaja con un código de conducta, en el que exige a sus proveedores el cumplimiento de altos estándares éticos".

Opiniones (1)
25 de mayo de 2018 | 13:32
2
ERROR
25 de mayo de 2018 | 13:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A la Argentina no le sirve cualquier inversion .Dejemonos de chilenos, algunos europeos por no decir africanos , Devolvamos las panderetas y pongamonos firmes a buscar buenos inversores , de categoria y sino , generemos nosotros mismos las pautas para que el Pais sea creible y podemos desarrollarnos . Con panderetas y pitos nunca tendremos una orquesta sinfonica . Se entiende ?
    1