Detuvieron a un hombre por el asesinato de una taiwanesa

Un hombre fue detenido anoche en la ciudad tucumana de Lules como principal sospechoso del crimen de una mujer taiwanesa, quien hace dos semanas fue asesinada de un balazo cuando ella y su esposo sorprendieron a tres delincuentes que habían ingresado a su casa para robar, informaron fuentes policiales.

La detención se concretó luego de que los investigadores del homicidio de Lio Shuchu (72) establecieron que el acusado tenía planeado abandonar hoy la provincia para radicarse en Buenos Aires.

"El sujeto es un peligroso delincuente que ya cumplió condena y tiene un frondoso prontuario", le informó esta noche a Télam el comisario Carlos Castro, Jefe de la Unidad Regional Norte de la Policía tucumana.

Con esos datos, los efectivos montaron un operativo en Lules y el sospechoso fue detenido cuando conducía un auto.

El hombre quedó a disposición de la fiscal de la causa, Adriana Giannoni, quien le tomará declaración mañana y por ese motivo su identidad se mantiene todavía en reserva.

El crimen de Shuchu ocurrió el 5 de abril último dentro de su vivienda, ubicada en la calle Las Moreras sin número de Lules, ciudad ubicada a 20 kilómetros al sudeste de la capital provincial.

Ese día, la mujer y su esposo, llamado Liu Hon Gyen, estaban en el interior de la casa cuando tres sujetos ingresaron con la intención de robar pero fueron sorprendidos por el matrimonio.

El hombre, en su desesperación por ahuyentar a los asaltantes, comenzó a disparar su pistola 9 milímetros pero los atacantes respondieron y se produjo un tiroteo que culminó cuando Shuchu cayó mortalmente herida de un disparo en la nuca.

A partir de ese momento, personal de la Brigada de Investigaciones de la Policía local comenzó a trabajar en el caso y descubrieron que el grupo de delincuentes que ingresó a la vivienda y mató a la mujer era liderado por un peligroso delincuente conocido como "Tolay".

Las autoridades diplomáticas de Taiwán en Argentina llegaron a Tucumán días después del crimen para reunirse con la fiscal Giannoni e interiorizarse sobre la investigación del caso.

El matrimonio llegó al país a comienzo de la década del 90 porque según el culto religioso que profesaban sostenía que en esa época iba a producirse una especie de fin del mundo y creían que en América del Sur se salvarían de ese desastre.

Una vez en el país, eligieron instalarse en Lules, donde compraron una casa y pusieron en funcionamiento un vivero.

Télam

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 19:49
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 19:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"