Orquestas y coros haciendo música desde los bordes

Niñas y niños de distintos lugares de la provincia aprenden a tocar instrumentos de agrupaciones sinfónicas y a cantar. La iniciativa es saludable. Y necesita de un financiamiento propicio.

No muchos saben que, en Mendoza, se haya en desarrollo un programa que promueve la formación de orquestas y coros en sitios en riesgo social, en particular, en zonas rurales y urbano-marginales.

El programa se coordina desde la Dirección de orientación y apoyo interdisciplinario a las trayectorias educativas, dependiente de la Dirección General de Escuelas y que conduce el sicólogo Miguel Conocente.

En esa direccion, uno de los programas es precisamente el de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles, coordinado por la cellista Lilian Giubetich, y enfocando su trabajo con un matiz más social, que artístico.

Así, hasta ahora, hay doce orquestas y ocho coros y algunos de los sitios en los que se trabaja son Lavalle, San Roque, Uspallata, el Campo Pappa -de Godoy Cruz-, San Rafael y Tupungato.

Hace unos días, esta iniciativa fue noticia, porque la orquesta de la escuela Milstein, de Lavalle, tocó con Fernando Ruiz Díaz, el cantante y líder de Catupecu Macho, en la bodega Monteviejo, de Tunuyán, en el marco del Wine Rock.

El siguiente video es un fragmento de lo que se vivió.

Video "Magia veneno"

También circula por Youtube el video de un ensayo en el que los chicos lavallinos hacen "Cerca de la Revolución", de Charly García:

Vamos a los funcionarios.

Conocente inicia con una confesión: "Queremos abrir más orquestas y coros, en la medida de las posibilidades, por ejemplo, hace falta una orquesta en la Escuela Hogar o en Potrerillos. Faltan instrumentos, desde hace años, y los que hay, pertenecen a la escuela, no a los músicos niños".

Respecto del funcionamiento del programa aclara que la DGE paga las horas docentes y que, de Nación, van llegando "algunas partidas de dinero", para los gastos generales.

Y completa Giubetich: "Ahora, además, estamos recibiendo el desinteresado apoyo del director de la Sinfónica de la UNCuyo, el venezolano Rodolfo Saglimbeni, quien ha seguido de cerca todo el importante proceso de desarrollo de las orquestas infantiles en Venezuela".

Lilian Iubetich y Miguel Conocente

Lilian Giubetich y Miguel Conocente

Tanto Giubetich, como Conocente, aseguran que los niños que tocan en estas orquestas mejoran notablemente su desempeño escolar, pues la música es una "gran herramienta educativa".

Y cierran con la aclaración de que el objetivo de fondo es "más social que artístico, pues apuntamos a que se mejore la convivencia".

Sin dudas, se trata de una iniciativa por demás ejemplar; por lo mismo, está claro que estas orquestas (y las que vendrán) y sus músicos necesitan que se compren muchos instrumentos y que se formen nuevos grupos, para lo cual hace falta financiamiento. Veremos qué depara el futuro.

Ulises Naranjo

Opiniones (1)
22 de mayo de 2018 | 07:58
2
ERROR
22 de mayo de 2018 | 07:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estas son las iniciativas que el gobierno debe bancar!! Es una forma de sacar a los chicos de la postración y hacerlos algo en la vida... debería empezar esto en los colegios primarios....
    1