Próvolo: "Los enviados del Vaticano mienten y encubren"

Los abogados de los denunciantes y de la Red de sobrevivientes denunciaron a los enviados del Vaticano por no colaborar con la investigación.

En las últimas hora se dio a conocer una denuncia contra los investigadores que fueron enviados del Vaticano, quienes estuvieron en Mendoza el año pasado. 

Los abogados querellantes de la causa por abuso sexual que involucra a chicos sordos que asistían al Instituto Antonio Próvolo, ubicado en Carrodilla, junto al abogado de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos en Mendoza realizaron una presentación denunciando falta de colaborarción en la causa penal por parte de los religiosos que fueron enviados del Vaticano en 2017.

Juan Martínez y Dante Simón fueron los curas designados por el propio Papa Francisco para comenzra la investigación sobre los dos sacerdotes, Horacio Corbacho y Nicola Corradi, imputados y detenidos a medianos de 2017 por dicha causa. Martínez y Simón hablaron con los medios durante sus visitas a la provincia, recabaron pruebas, se reunieron con los sacerdotes acusados y con una de las presuntas víctimas.

Los letrados que denuncian aseguran que los enviados por parte de la Iglesia contaban con información clave para la causa y que no la aportaron oportunamente.

El fiscal Flavio D'Amore (quien subrogó al fiscal de la causa, Gustavo Stroppiana en primera instancia) y el propio Stroppiana instaron a los religiosos a que faciliten esa información a la instrucción. Sin embargo, no lo hicieron. 

El escrito presentado por los abogados Sergio Salinas, Juan Dantiacq, Lucas Lecour y Carlos Lombardi, menciona la "Desobediencia al requerimiento, mentiras hacia el Ministerio Público Filcal con la intención de encubrir", asimismo destaca la "obligación de la Santa Sede informar sobre estos episodios y asegurar el intercambio de información", destacaron los abogados denunciantes.

El escrito hace alusión al caso de Juan González , el Arzobispado de Mendoza que fue condenado por la Corte al no dar información sobre un episodio de abuso, como jurisprudencia y como una excepción al Concordato suscripto entre el Vaticano y el Estado Argentino, considerando que los sacerdotes se excusaron en este instrumento para no aportar datos de su investigación a la Justicia penal.

Más allá del proceso penal, los curas involucrados podrían ser juzgados por la Santa Sede e inclusive hasta ser excomulgados. Mientras tanto, los enviados del Vaticano, Simón y Martinez son analizados como parte de una investigación eclesiástica, que busca determinar la participación así como la responsabilidad de los curas Corbacho y Corradi en lo que habría ocurrido.

Por el momento el Vaticano ya tomó algunas medidas interviniendo la orden religiosa Compañía de María para la Educación de Sordomudos al detectar irregularidades.


Opiniones (1)
20 de julio de 2018 | 04:57
2
ERROR
20 de julio de 2018 | 04:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y cómo saben que tienen infotmación vlave si no la aportaron???? Realmente me suena increíble...
    1