Suspenden a un juez que dio salidas transitorias a un asesino

El juez de Ejecución Penal de General Roca que le otorgó salidas transitorias de prisión a un hombre que luego mató a Micaela Ortega, la niña de 12 años a la que contactó mediante un falso perfil en Facebook, en 2016, en Bahía Blanca, fue suspendido de sus funciones por el Consejo de la Magistratura de Río Negro.

Se trata de el magistrado de Ejecución 10 de General Roca, Juan Pablo Chirinos, quien quedó preventivamente suspendido por presunto mal desempeño de sus funciones al otorgar ese beneficio a dos presos luego condenados, entre ellos a Jonathan Luna (28), según informó el Consejo de la Magistratura mediante un comunicado difundido en su página oficial.

Tras una sesión realizada ayer en General Roca, ese cuerpo dispuso de manera unánime el pase a la Procuración General del sumario en el cual se analiza el posible caso de mal desempeño en su función por parte de Chirinos.

"El pase a Procuración es a los efectos de que ese organismo formule, de así considerarlo, el correspondiente requerimiento de juicio político (jury)", indica el comunicado.

Y añade: "El sumario en trámite analiza si existieron irregularidades por parte del magistrado en la concesión del beneficio de salidas transitorias a dos hombres condenados que luego cometieron graves delitos y si existió responsabilidad del juez en el cómputo y aplicación de plazos procesales respecto de otro hombre que cumplía condena".

Al conocer la decisión. la madre de Micaela, Mónica Cid, dijo que recibe esta noticia " en el mes aniversario de Micaela, que cumpliría 15 años" por lo que en su memoria seguirá luchando para "lograr que Chirinos no esté más en la Justicia".

Cid recordó que en julio del 2016 fue a ver al juez Chirinos para preguntarle por qué había dejado salir de prisión a Luna: "Cuando le pedí explicaciones me desviaba el tema y me hablaba de otros casos", recordó.

Luna, quien tras una salida otorgada por el juez en 2014 se profugó y en esa condición se mantuvo hasta ser detenido por el crimen de Micaela, fue condenado a prisión perpetua el 19 de octubre del 2017 por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 2 de Bahía Blanca.

Los jueces Claudia Fortunatti, María Elena Baquedano y Eugenio Casas lo consideraron autor de homicidio triplemente calificado por haberse cometido sobre una mujer mediando violencia de género, por alevosía y para ocultar otros delitos por no haber logrado el fin e intención que guiaba su conducta de cometer un delito contra la integridad sexual, en concurso real con los delitos de acoso sexual tecnológico y robo.

Micaela desapareció de su casa el 23 de abril de 2016 y el 28 de ese mes su cuerpo fue hallado estrangulado en las afueras de Bahía Blanca.

Los investigadores llegaron a Luna tras determinar que se había contactado con la Micaela mediante un falso perfil de la red social Facebook, en el que se hacía pasar por una chica, por lo que se trató del primer caso de grooming que terminó en una condena por homicidio.

Durante la pesquisa se estableció que Luna estaba prófugo desde 2014, cuando accedió a una salida transitoria del Establecimiento Ejecución Penal 2 de la ciudad rionegrina General Roca, donde purgaba una condena por robo agravado, y no regresó.

Télam

Opiniones (2)
18 de julio de 2018 | 23:45
3
ERROR
18 de julio de 2018 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hay que hacer lo mismo con varios, PERO MAS RAPIDO MUCHACHOS.-
    2
  2. ESTOS SON LOS JUECES DE NUESTRO PAIS! SON UNA VERGUENZA! tendrían que ir presos con todos los delincuentes
    1