"Ya no nos comparan con papá"

Mau y Ricky Montaner, hijos de Ricardo, aseguraron que "estos años fueron de preparación y frustraciones. ¿Qué pasó en los últimos meses?

El bambú japonés tarda siete años en superar su primera etapa de germinación. Desde ese momento, le lleva tan sólo seis semanas en crecer más de 30 metros", relata Mauricio Montaner, en forma de analogía, con voz calma y una mirada honda, pero amable. La comparación no es arbitraria: el mismo tiempo les llevó a él y a su hermano Ricky llegar al punto más álgido de su carrera artística, despegar en popularidad y "romper" los servicios de streaming de música con Mi Mala, el hit reggaetonero, que los llevó a la fama mundial.

"Esos fueron años de preparación y frustraciones. En los últimos cuatro meses pasaron más cosas que nunca. Es una locura y no lo podemos creer", agrega en DiarioShow.com Ricardo (Junior), que aunque, a diferencia del otro, tiñó su pelo de un rubio platinado, aunque transmite su misma serenidad.

Como lo devela su apellido, ambos son hijos del reconocido cantautor argentino-venezolano, Ricardo Montaner. Un peso que estos músicos, compositores de sus propias canciones, llevan con holgura y experiencia.

"El otro día cantamos en el show de nuestro padre. Hicimos ‘Mi Mala' y veías a mucha gente que la sabía y que estaba gozando, y un par que estaban sentados serios. Pero a nosotros nos encanta eso. Porque no a todos les tiene que gustar nuestra música", cuenta Mau, entre risas, mientras Ricky piensa en las diferencias entre el público fiel de su padre y la creciente audiencia del dúo.

"Nos ha estado pasando mucho que la gente escucha esa canción y a los meses dicen ‘¿Esos son los hijos de Montaner?'. La gente ya no tiene la necesidad de compararnos. Nosotros nunca forzamos la cuestión y dijimos ‘vamos a sacar una canción completamente distinta a nuestro padre'", agrega luego Ricky.

Su arribo al reggaetón llega tras un rotundo cambio, luego de años de desarrollarse en el género de la balada, más emparentado con el "mandato familiar". Pero el apellido no juega en Mau y Ricky, que aunque para los fans de su padre sean los "chicos malos", ellos son muy conscientes de lo bien que les sienta ese título.

Fuente: Tomás del Val para Diario Show

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 01:37
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 01:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"