Revés en la Corte en un juicio iniciado por Kerchner por la tarifa eléctrica

El máximo Tribunal rechazó una medida cautelar presentada por el funcionario en 2015. Era para frenar un arreglo de Francisco Pérez con distribuidoras de energía.

Las vueltas de la vida son caprichosas y muchas veces impredecibles. Cuando en mayo del 2015 el exdiputado Martín Kerchner fue a la Justicia y presentó una medida cautelar para frenar el reconocimiento de deuda de Francisco Pérez con las distribuidoras de energía, no imaginó lo incómodo que ese acto le resultaría tres años después. Al convertirse en gobierno, esa cautelar estuvo presente en cada negociación con las distribuidoras de energía e incluso quedó anacrónica teniendo en cuenta la nueva política energética impulsada por el ministro Juan José Aranguren.

Finalmente, esta semana los jueces Julio Gómez y Alejandro Pérez Hualde rechazaron la medida cautelar que en su momento presentaron Kerchner y el diputado Néstor Parés. Por aquel entonces, ellos hicieron lo que hoy se le recriminan a los referentes de Protectora José Luis Ramón y Mario Vadillo. Fueron a la Justicia para frenar el reconocimiento de atrasos en el Valor Agregado de Distribución por el impacto que tendría para los usuarios en la boleta de la luz.

Al respecto, desde el entorno del ministro de Economía, Infraestructura y Energía aclararon que no se quiso frenar el aumento, sino que el objetivo era evitar el reconocimiento de la deuda que reclamaban las distribuidoras. Revisar ese número y conocer sus balances.

En términos llanos, lo que firmó Pérez en mayo del 2015 fue un reconocimiento de que congelar las tarifas entre 2013 y 2015 generó un atraso en el cálculo del valor de distribución. A través del decreto 390, Pérez estableció que "para el período comprendido entre el 1 de agosto del año 2013 y el 31 de diciembre del año 2015 el Poder Concedente reconocerá a las Distribuidoras el denominado 'diferencial de VAD Propio por ingresos no percibidos'". Esto comenzaría a percibirse en las facturas a partir de marzo del 2016, con un nuevo gobernador en el poder. El reclamo de EDEMSA por esos ingresos no percibidos supera los 1000 millones de pesos. 

Ante esta situación, Kerchner pidió que la Justicia suspenda la ejecución del VAD provisorio, deje sin efecto la ejecución del "reconocimiento" a las distribuidoras del denominado "diferencial de VAD Propio por ingresos no percibidos", ordene al EPRE concluir el procedimiento público de revisión ordinaria e integral del cuadro tarifario, y que se ordene al EPRE que dentro del mismo plazo haga pública de una manera adecuada y veraz la información relativa a la totalidad de los pasivos -exigibles o no- que mantienen las distribuidoras hasta la fecha de publicación del decreto impugnado.

Este miércoles se publicó el fallo de la Corte que rechaza la medida cautelar presentada por el actual ministro de Economía, Infraestructura y Energía. Es decir, la Corte se tomó tres años para resolver que "no es posible hacer lugar a la medida solicitada en tanto no se avizora con un grado de verosimilitud suficiente la existencia de vicios graves y notorios que justifiquen el dictado de una medida que a todas luces constituiría un improcedente adelanto de jurisdicción sobre el fondo de las cuestiones planteadas en la demanda de inconstitucionalidad".

Tres años en los que pasó mucha agua bajo el puente y en los que se avanzó en un sinceramiento de tarifas similar al que era analizado en la Justicia. Tres años en los que el gobierno del cual Kerchner forma parte negoció con las distribuidoras para cancelar deudas y en los que los usuarios han visto un incremento notable en sus boletas.

De todas maneras, allegados al ministro aclararon que aún resta que la Corte se expida sobre la cuestión de fondo.  Sucede que a través del Decreto 390 del 2015 Pérez le reconoció "ingresos no percibidos" a las distribuidoras eléctricas y Edemsa sería la más beneficiada por la magnitud que tiene. 

Pero al mismo tiempo, frente al congelamiento tarifario, Edemsa dejó de pagar durante 24 o 30 meses por la energía a Cammesa, la empresa conducida por el Estado Nacional que monopoliza el mercado mayorista eléctrico del país. En total, la empresa de Vila y Manzano ocupa el cuarto lugar en el ranking general de deudores del páís con casi 1.400 millones de pesos no pagados.

 

Casi todas las demás eléctricas mendocinas eligieron seguir pagando la energía que le compraban a Cammesa, a pesar de que no recibían aumentos tarifarios, y endeudarse con la banca privada para cubrir sus costos. Por eso, en este pelean para que el haber pagado también tenga su premio


Opiniones (3)
17 de julio de 2018 | 13:09
4
ERROR
17 de julio de 2018 | 13:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. con esa remera rosada parece un osito de peluche.
    3
  2. La vida es como una rueda.... y lo que vos y tu jefe me hicieron algún día lo pagaran.
    2
  3. Ja.ja
    1