La escuela del barrio San Martín que cambia lo imposible

Recibe chicos en situaciones críticas, muchos de los cuales sufren graves problemas de discapacidad adquiridos por el duro entorno en el que viven.

Una acción mayúscula de apariencia invisible. Este martes se produjo en la Escuela Nº 2-017, la "Coronel Tomás Espora" del Barrio San Martín, un acto silencioso con pretensiones de cambiarlo todo, aunque fuera de a poco. Mientras en el hall del edificio se proyectaba el documental dirigido por Ariel Larriba -"Espora"- que muestra las vicisitudes de los niños que día a día buscan contención en ese rincón del oeste, todo alrededor eran ojos atentos, incluso de parte de los chicos.

"Trata del proceso educativo", dice Larriba sobre su documental y a continuación, agrega: "Hay muchos procesos en la vida. Uno siempre termina viendo el producto final pero en la educación pasa lo contrario, porque nunca terminamos de ver el producto final".

Para Larriba, el sacrificio y el trabajo es una de las bases que hace que las cosas cambien. "Si no hay una devoción, una vocación, no hay una constancia, me parece que no hay nada", concluye.

La historia de la Espora, tal como llaman a la esuela allí, data de largos años, pero uno de los grandes cambios que vivió sucedió en 2015 cuando la filántropa Helene Parent se acercó desde Bélgica hasta esa escuela al costado de los Andes para aportar sus conocimientos para el abordaje de situaciones especiales como las que allí se viven.

El primer vínculo de Parent con Mendoza nace con la Bodega Monteviejo, la misma en la cual se lleva a cabo el Wine Rock y de la que, junto a su familia, es propietaria. Sin embargo, Parent afirma que su principal actividad no es atender la bodega, sino "trabajar con el cuerpo".

"Con Marcelo (Pelleriti), enólogo y director de la bodega, hablamos mucho de los problemas que hay en Argentina", confiesa Partner. Para la filántropa, trabajar en Argentina, con los pocos recursos con los que a veces se cuenta, "es muy dificil". "Necesitan material, necesitan hacer sesiones (de terapia) y tener cómo hacer esas sesiones. Hay tanto para hacer que si alguien viene ayuda te da como un respiro", subraya.

La situación de los niños que llegan a la Espora es, en muchas ocasiones, crítica. Por ello, su directora, Andrea Pelleriti, destaca la importancia de las salas de atención temprana que Partner ayudó a construir. 

"Es una sala de atencion temprana modelo en el oeste de la provincia de Mendoza", dice Andrea. "Tenemos un trabajo en red muy específico con el Centro de Salud y en este momento con el Hospital Carrillo. Si hay un bebé que está en riesgo sociológico ambiental es derivado a la sala de atención temprana para su estimulación", detalla. 

Los conflictos que dificultan el sano crecimiento de los chicos son múltiples. Desde padres ausentes hasta familias violentas. "En este momento lo que está surgiendo son hijos de mamás que consumen drogas", explica la directora de la Espora. 

"Hay niños cuyo único componente afectivo, la única palabra que se les dirige, es la que reciben acá", agrega Andrea, que además cuenta que "son situaciones sociales muy fuertes que hacen que lleguen a la escuela y se les genere una discapacidad social" no por características congénitas o accidentes, sino "por falta de estimulación". 

"Espora", el documental presentado, busca dar a conocer los problemas cotidianos que debe afrontar la escuela cada vez que abre sus puertas. Es, en parte, un pedido de ayuda para todos aquellos que, como Andrea Pelleriti, Ariel Larriba o Helene Parent, deseen aportar su fuerza a la causa.

Opiniones (1)
22 de julio de 2018 | 06:08
2
ERROR
22 de julio de 2018 | 06:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota
    1