Denuncian "maniobra política" detrás de una grave denuncia en Vialidad

En plena campaña por la renovación de la conducción del gremio, un grupo de trabajadores denunció "persecución" y una "campaña de agravios".

Luego de que MDZ diera a conocer que un capataz de la cuarta seccional de Las Heras de la Dirección Provincial de Vialidad fue denunciado por una de sus empleadas por acoso sexual y laboral, un grupo de trabajadores de la misma dependencia retrucó que, detrás de esta acusación, habría intencionalidad política.

Jésica Natalia Bardini (37) realizó una denuncia por acoso laboral y sexual en contra de Fabián Gatica, quien se desempeña como sobrestante (capataz) en la cuarta seccional de Las Heras de la Dirección Provincial de Vialidad. Mientras la mujer se encuentra con licencia psiquiátrica y el hombre apuntado continúa trabajando, el caso fue derivado desde la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual pero luego se derivó a la Unidad Fiscal de Violencia de Género.

Vialidad 01 Mariano Yanzon

Mariano Yanzón, empleado de Vialidad denuncia "intencionalidad política" contra Gatica en medio de una campaña sindical. 

En este contexto, un grupo de trabajadores autoconvocados de Vialidad, liderado por Mariano Yanzón (foto), empleado de División y Equipos de casa central, salió a denunciar "intencionalidad política" en esta acusación contra Gatica. "Respeto a los dos compañeros. No puedo opinar sobre lo que pudo o no haber pasado entre ellos porque, claramente, deberá determinarlo la Justicia. Sin embargo, hay una campaña de agravios contra algunos empleados que pensamos diferentes y que trabajamos", disparó Yanzón. 

El hombre insistió con que detrás de esta denuncia por acoso laboral y sexual estaría un consejero de personal, de apellido Bastías, que sería además pareja de la denunciante. Vale aclarar que, cuando MDZ consultó sobre esto a Bardini, ella lo negó rotundamente: "Soy madre soltera y no tengo pareja", se defendió la denunciante.

Yanzón planteó además que todo esto viene orquestado desde la conducción actual del Sindicato de Trabajadores Viales de la provincia (Sitravi) porque próximamente habrá elecciones y él junto con un grupo de empleados de la dependencia del Ministerio de Infraestructura, entre quienes está Gatica, pretenden competir. 

"Estamos organizándonos para darle un oxígeno al sindicato. Venimos trabajando con un grupo de trabajadores que no nos sentimos representados por gente que ha hecho mucho daño y que se han triplicado su bolsillo. Entre ellos, me refiero a Claudio Díaz (titular actual del gremio) y a su gente quienes, aparte de cobrar lo mismo o más que un trabajador vial que está arriba de una máquina pasando calor y fío, nos amenazan, persiguen y agravian", sostuvo Yanzón. Y remató: "Son ñoquis del Estado que dicen representarnos. La verdad, no entendemos por qué, y más allá de cualquier color político, no acompañan el crecimiento que se viene logrando en Vialidad con la gestión de Oscar Sandes". 

Opiniones (3)
17 de junio de 2018 | 23:43
4
ERROR
17 de junio de 2018 | 23:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡Qué raro! Una mujer defendiendo a otra sin limites de ninguna índole. Para variar. ¿Un trío? Ja ja ja ja
    3
  2. Siempre la forma de defenderse es atacar a la víctima. Importa algo si la víctima tiene o tenía pareja, si tiene más de una pareja, y porque no puede ser swinger, o lo que sea, lo concreto es que la mujer dijo NO y NO es NO, o cuando van a entender esto. Alguien escuchó los audios?, de eso no hablan. Como ninguno lee ni estudia la Ley 26.485, ni las Convenciones Internacionales hablan y opinan, demostrando que son "BURROS". Por último lo de denunciar una campaña política demuestra que no hay como defender al denunciado. Creo que esto de meter la política ha sido el peor error del que salió a defender a su compañero de interna
    2
  3. El mismo dilema de siempre. Una denuncia verbal contra un hombre de parte de una mujer. Se da por sentado que es verdad, sólo por ser mujer. Siendo que la justicia argentina determina que debe ser demostrado con hechos y pruebas, cualquier denuncia de cualquier naturaleza. Pero ya han ganado tanto terreno que palabra contra palabra, no existe más. Su palabra se ha vuelto, prueba. Si el gremialista denuncia lo de la pareja de la denunciante, es bastante infantil no haber buscado pruebas, fotos, vídeos y testigos que es real la relación de la mujer con quien niega ser pareja. Y vuelve a ser la palabra sagrada contra todo. ¡Vamos mal....................
    1