Como va a ser el levante dentro de 15 años

El Dr. Bomur nos deja, a modo de ejemplo, cómo será el cortejo bolichero dentro de 15 años.

 Odio que los niños pasen horas detrás del televisor. Tengo una nena de dos años y medio e intento distraerla con juegos y actividades para que no tenga la necesidad de ver tele, pero tampoco me cabe ser un ortiva y que viva alejada del mundo real, así que de vez en cuando, le pongo un rato la tele o el celu para que vea algunos de los videos y programas de moda de los niños.

Es por ello que me he llevado un cierto empacho de Peppa Pig, la casa de Mickey Mouse, la boutique de Minnie, Héroes en Pijamas, Pequeño Pony y varios más que no recuerdo el nombre. A mi esposa y a mí nos gusta hablar mucho, es por ello que la nena salió parlanchina y habla con un léxico similar al nuestro, pero por ahí se le escapa alguna frase armada de ese castellano neutro espantoso que se usa para doblar los dibujos animados.

Me es inevitable imaginarme cómo será la situación de cortejo, de flirteo, de coqueteo cuando la generación de mi hija tenga 14, 15, 16 años o más...

- Hola, ¿quieres bailar conmigo? Mi nombre es Hipólito.

- ¡Ey! ¿Cómo estás tú? ¡Anastasia quiere bailar con Hipólito!

- Oye Anastasia ¿Quieres tomar un refresco?

- Prefiero una soda, ya he comido mucho dulce... ¡por la tarde comí pai de fresas!

- ¡A Hipólito le encanta el pai de fresas! ¡ja!

- No te he visto nunca venir antes a este sitio... ¿de dónde eres?

- Vivo en mi casa.

- ¡Fabuloso!

- ¿Tú a qué te dedicas?

- Estudio en el Insti ¿y tú?

- Cuido carros en la avenida San Martín y tengo una expendedora de palomitas de maíz.

- Cool. ¿Has venido solo o quién está contigo?

- He venido con mis amigos, Gonzalo Gordo, Sergio Negro, Susana Flaca y Darío Enano, ¿y tú?

- Con mis amigas, ellas me aguardan en la acera tomando una cerveza.

- ¿Tú no tomas cerveza?

- Si... pero ya he acabado y la he botado en el cesto.

- ¿Vamos a por las sodas?

- ¡Vale! Yo también voy a querer un tentempié.

- A Anastasia le encantan los tentempiés.

- A Hipólito le gusta Anastasia.

Y bueno... luego de comer van a terminar garchando re drogados en medio del patio, sin importarles una goma la gente y cuando terminen se van a saludar afectuosamente y cada uno se va a ir por su lado... así me imagino el futuro y la re puta que lo parió.

GRAMAR marzo

Opiniones (1)
23 de abril de 2018 | 13:43
2
ERROR
23 de abril de 2018 | 13:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Te faltó "el charco de lodo"
    1