Cómo explicarle Malvinas a un chileno

Nunca un mejor día para recordar que nos hace argentinos, por Pauli Pietra.

 Hace un tiempo, en una de mis visitas a mis amigos en Chile, en altas horas de la madrugada y ya relajados por unas cuantas copas, en mucha confianza uno se atrevió a preguntarme por Malvinas.

Comenzó argumentando que debíamos entender lo que ellos hicieron por las ventajas comerciales, que no podían negarse porque era una gran potencia, que Isabelita les había faltado el respeto diciendo que "los chilenos eran nuestros hijos".

Sin entrar en la hermandad latinoamericana de la que los mismos argentinos nos olvidamos hace mucho. Traté de explicarle que, aunque todo eso fuera cierto, era poco válido enojarse o tomar represalias por algo que haya dicho esa mujer, pero por sobre todo le expliqué que no hay manera racional de hablar de Malvinas.

Una derrota humillante y de una guerra mal ejecutada, por un gobierno con sed de glorias absurdas y sacrificando a sus hijos más valientes, dejando así una herida abierta en cada argentino.

Traté de explicarle que ante semejante sentimiento no hay justificativo que valga, porque es un dolor que como nación vamos a llevar por siempre. Aunque también suena injusto, parece que fuera lástima y no lo es.

Lamentablemente las fechas patrias se convierten en momentos alegóricos que no significan nada, y escuchando testimonios de familiares que contaban como sus papás, hermanos o tíos eligieron voluntariamente ir a pelear a una guerra me cuesta entender el país tibio en que nos hemos convertido.

Nos creemos grandes ciudadanos por ir a votar una vez, de vez en cuando o más vivos por no ir. No nos comprometemos en ninguna causa porque no tenemos tiempo o ganas y lo peor es que nos reímos de los que lo hacen, creyéndonos vivos por "no perder tiempo".

Somos grandes opinólogos y quejosos de Facebook pero nos parece aberrante que alguien salga personalmente, se agrupe, manifieste o asocie para hacerlo realidad.

Por mucho tiempo me indigné con mi país por la corrupción, por todo lo que podríamos ser y no somos, por errores cometidos en pos de beneficiar a unos pocos. Después de darle muchas vueltas, me doy cuenta que no todos somos así, que no fuimos así, no podemos ser tibios, no está en nuestra naturaleza.

Por eso no podemos explicar Malvinas, es dolor, pasión, pelea y sangre. Pero no sangre derramada en vano, debe ser un ejemplo hoy y siempre de ciudadanos, de entrega y de lo que es un verdadero argentino para estas tibias generaciones y para todo extranjero que quiera dudar del honor de pertenecer a este país.

Soldados argentinos

Opiniones (6)
14 de agosto de 2018 | 13:09
7
ERROR
14 de agosto de 2018 | 13:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Esparta, excelente su comentario.Saludos
    6
  2. En general la nota está bien, pero discrepo totalmente en que fue una derrota humillante, decir esto es desconocer por completo que pasó. Sí, fue una derrota, pero lejos de ser humillante. Nos enfrentamos a una nación que era y es potencia militar, y así les dimos la batalla de su vida. Tal es así, que hoy día existe un profundo respeto entre militares Argentinos y británicos, esto es desconocido por la mayoría de Argentinos.
    5
  3. La guerra nunca debió ser, dadas las condiciones generales del país y su situación socio política económica y financiera. Además, no hay cultura patriótica en el país para sobre llevar una guerra ya que nadie que inicie una, sabe cuándo termina. Los recursos en oro del país deben ser suficientes para enfrentar años de una guerra, que se crea que durará días. El patrioterismo, no es lo mismo que patriotismo nacionalista que en este país, no existe. Todos confunden el fútbol o cualquier deporte o porque tal o cual gana algo, ya salen con las banderas, pero nadie se ofrece a morir por esa bandera. Sólo se juntan cuando es para festejar y cuando los derrotan aunque sea en un deporte, ya salen los anti patriotas a negar su propia tierra. Somos un pueblo de inmigrantes que cada uno todavía recuerda y añora su verdadera tierra, que no es evidentemente Argentina. Este país tiene doscientos años y es "de blanditos", y decidieron enfrentar un país que tiene centurias y es naviero desde sus orígenes cuando eran aldea. Primero debemos levantar cabeza; luego asentarnos y madurar desde una posición superior y estable a la que tenemos; luego intentar ser potencia y ser estables como tales; y finalmente veremos que si hacemos una guerra contra alguien, nos convenga a nosotros para mejorar y fomentar nuestra propia industria bélica con el beneficio adicional de poseer los bienes de quienes venzamos. Falta un largo trecho, para todo eso. Por ahora es puro bla...bla... Yo también estuve e camino cuando el Beagle, hasta que por kilos de oro, el Vaticano no votó en contra. También fui con borceguíes viejos, más grandes que mi talle, con un Mauser de 1909 con tres cargas de munición, y si podía en su momento hacerme de un FAL o un FAP de un soldado muerto, ya sería mejor para mantenerme vivo. Eso es ir a una guerra, es ser carne de generales de cuarta y gente en el poder que usa a los jóvenes como excusa para sus propósitos ocultos. Somos del tercer mundo y no hay, ni veo mentalidad del primero en nadie........... Aquí prefieren hacer huelga para mejorar sus salarios, en otros países la palabra paro es una afrenta a su país.
    4
  4. La guerra real debió ser con chile no con Inglaterra.
    3
  5. Chile país próspero?? mbermudez mis respetos, pero no es así, Chile es el país más desigual de América Latina, educación pública mala y salud pública también, de que hablan? si es cierto respecto a una misma línea de política exterior, pero de eso no deberían enorgullecerse, en fin, Chile se pone como ejemplo permanentemente en los medios de comunicación, pero no ejemplo de nada, pero no se preocupen que Argentino va hacia el modelo de Chile con el macrismo. Saludos
    2
  6. En esa foto hay camaradas mios, eramos integrantes de la Armada Argentina y saliamos de Ezeiza rumbo a Rio Gallegos para luego en Hercules ir a las islas. Estos seran Boenig 73 a los que les sacaron los asientos. Para ilustrar a muchos que hablan de Malvinas y no solo no estuvieron sino que tampoco leen al respecto. Tiene algo de seria la nota y otra parte de fabula, tal como dice quien escribe la nota, con eso de no comprometernos con las cosas de nuestra patria. Si en algo nos llevan años luz de ventaja los chilenos, y aunque no nos guste admitirlo, siempre han tenido clara su politica exterior, con quienes les conviene hacer tratados comerciales y con quienes no. Nosotros vamos y venimos de acuerdo al gobierno de turno y asi nos va. Ellos estuvieron siempre en el ALCA y pasaron de ser nada a ser un pais prospero, creible y serio. Nosotros optamos por el populachero MERCOSUR, siendo subditos de Brasil y sus caprichos de país tan corrupto como este
    1