Zona productiva top quedó dentro del área de Seguridad de Frontera

El Gobierno nacional estableció una nueva franja de seguridad. Ponen especial énfasis en el combate contra el narcotráfico.

 El Gobierno nacional actualizó una normativa que tiene 74 años y estableció una nueva Zona de Seguridad de Frontera. Se trata del territorio que está en los límites y que es considerada un área sensible para la seguridad. En el caso de Mendoza son más de 700 kilómetros y una extensa superficie que incluye la zona productiva y turística más preciada: alta montaña, el oasis más cotizado del Valle de Uco y también las reservas hídricas más importantes.

Zona de seguridad de frontera mendoza

Entre otras cosas, la ley que establece esa franja de seguridad establece controles para la venta y posesión de terrenos en la zona, particularmente con extranjeros. El nuevo enfoque que busca el Gobierno nacional apunta a la persecución del delito trasnacional: narcotráfico, contrabando y trata de personas.

Por eso es el Ministerio de Seguridad quien tendrá el control. En Mendoza será Gendarmería la fuerza de seguridad que deberá agudizar la presencia en el lugar. Entre otras cosas, implica que quienes tengan o intenten poner nuevos emprendimientos en la zona deberán estar registrados.

El límite

La Zona de Seguridad comienza en el límite con San Juan por Ruta Nacional 149 (en el límite entre Barreal y Uspallata). Desde allí parte hacia el Sur hasta la intersección con la Ruta Nacional 7 en Uspallata; luego baja hasta Potrerillos. Luego toma Ruta Provincial 89 hacia el Valle de Uco. En Tupungato, particularmente en San José, toma Ruta Provincial 94, y continúa con rumbo este, hasta su intersección con la Ruta Provincial 92 y a partir de allí, en dirección sur por ésta última hasta su intersección con la Ruta Nacional 40, continuando en sentido sur, hasta el límite interprovincial con Neuquén.

En la zona establecida hay mucho territorio en manos de privados y de extranjeros. El Ejército es el principal "propietario", pero en el Valle de Uco y el Sur hay muchos emprendimientos productivos y turísticos.

Además se crearán dos áreas de Desarrollo de Fronteras: una en Uspallata, que comprende Las Heras, Luján de Cuyo y Tupungato. La otra estará en Malargüe y abracará el propio departamento, el camino a Mina La Valenciana, Cerro Marguira, y por el Río Grande hacia el Norte hasta Portezuelo del Planchón.

Según lo que se adelantó, la nueva política de frontera no apunta a restringir actividades ni posesiones, sino a controlar delitos. Incluso habrá un programa de desarrollo productivo en la zona. En Mendoza, por ejemplo, los campos de La Remonta están comprendidos en el área de seguridad y el gobierno busca venderlos. Sí está previsto que haya acciones conjuntas en toda la franja entre distintas reparticiones oficiales, como AFIP, Senasa,  Migraciones y la ANAC. 

El año pasado el presidente Mauricio Macri emitió un Decreto para actualizar la política de seguridad en las fronteras. En total son más de 9600 kilómetros lineales a controlar. En principio el foco está puesto en las fronteras más porosas, como el norte y el noreste. Pero Mendoza tiene un interés particular porque es el principal puente de vinculación con Chile. 

Técnicamente la Zona de Seguridad de Fronteras constituye la franja a lo largo de la frontera terrestre y marítima de una extensión máxima de 150 km en el límite terrestre y 50 km en el marítimo. Fue creada en 1944 para asegurar la defensa nacional respondiendo a visiones estratégicas propias de la época relacionadas con el mundo de la Segunda Guerra Mundial. La legislación fue reformada en 1996 pero su autoridad de aplicación es la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad, que dejó de sesionar hace más de 10 años.

Macri transfirió esa competencia a la órbita del Ministerio de Seguridad y designa al Secretario de Fronteras como su presidente. Ahora se espera que haya más resoluciones reglamentarias. 

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 01:51
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 01:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"