Una protesta de estatales impidió debatir una ley en Tierra del Fuego

En una caótica y violenta sesión especial del Parlamento, los gremios estatales lograron, a fuerza de confrontación y amenazas, que los legisladores remitieran al archivo el proyecto de ley de emergencia económica.

Una manifestación de aproximadamente 100 trabajadores estatales forzó a la mayoría oficialista de la Legislatura de Tierra del Fuego a archivar un proyecto de ley del Ejecutivo que declaraba la "emergencia económica, financiera y administrativa" en la provincia.

La iniciativa fue propuesta por el gobernador saliente Hugo Cóccaro, de extracción justicialista, cuando restan cuatro meses para que asuma la mandataria electa de ARI, Fabiana Ríos, para contener el déficit de su gestión, valuado por fuentes oficiales en 20 millones de pesos mensuales, que se acumulan

La concentración de los estatales en la puerta del parlamento fueguino, en la que hubo forcejeos y algunos incidentes, hizo cambiar de parecer a los legisladores que habían propuesto, como alternativa, aprobar una ley habilitando al gobernador Hugo Cóccaro a emitir letras de tesorería por 70 millones de pesos.

Legisladores que responden a Cóccaro constituyen una mayoría de 12 sobre 15 bancas, aunque evitaron convertir en ley esa iniciativa debido al fuerte rechazo que generó en la multitud, que ingresó al recinto y protagonizó incidentes y destrozos.

Los manifestantes rodearon durante ocho horas el edificio que la Legislatura improvisa en un salón del Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic), favorecida por el paro de actividades declarado por ATE y el sindicato docente, y por el clima, ya que hoy fue el día más cálido en lo que va del año.

La medida de fuerza tuvo un alto índice de acatamiento tanto en Ushuaia, la capital provincial, como en Río Grande, donde los sindicatos hicieron una manifestación de protesta en contra de los legisladores.

El momento de máxima tensión de la jornada se produjo cuando un grupo de estatales que exigía a los legisladores el envío al archivo del proyecto de ley de emergencia, se abalanzó sobre el recinto y rompió algunas bancas.

En simultáneo, en el exterior del predio, un grupo que pugnaba por ingresar al edificio colmado destrozó dos vidrios del frente del centro del Cadic.

Un fuerte operativo policial evitó mayores disturbios entre el personal estatal y un grupo de afiliados del gremio de camioneros, que responden al legislador radical Luis del Valle Velázquez, que acudió a la sede del poder legislativo para respaldar la declaración de emergencia.

Entre los puntos del proyecto figuran el congelamiento del sueldo de los empleados de la administración pública, el pago del aguinaldo en 12 cuotas, y el permiso al gobierno local para un endeudamiento de 150 millones de pesos con el fin de pagar gastos corrientes.
Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 02:19
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 02:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"