Cinco razones por las que un mendocino debería practicar Yoga

La mendocina Fernanda Miralles, especializada en psicomotricidad y entregada al Yoga desde hace 20 años, explica los beneficios de esta práctica milenaria.

En estos tiempos en donde parece haber un agobio generalizado entre los mortales, presos de la instantaneidad y la productividad, Fernanda Miralles, especializada en psicomotricidad y maestra de Yoga desde hace 20 años, fundamenta por qué uno debería adentrarse en el mundo de esta práctica milenaria. 

Fernanda Miralles

Fernanda Miralles.

-Cinco razones por las que un mortal debería practicar Yoga

-Se elige una alimentación más sana, compañías más sanas, menos alcohol, no tabaco y un montón de cosas más que hacen a la calidad de vida del cuerpo que luego se reflejan en la calidad de persona que sos. Aunque claro, (risas), como en todos lados, hay excepciones. 

-Hay una moda instalada con el Yoga, ¿es bueno o malo?, ¿por qué?

-Depende de cada uno. Yo practico hace 20 años y para mí no es una moda sino que es parte de mi vida. Para otras personas es un intento que hacen en un trayecto de su vida y después lo dejan. Esto depende del compromiso personal. Realmente no creo que sea una cuestión de moda sino de necesidad. Vivimos en un mundo en donde cada vez estamos más tiempo mirándonos el ombligo y nos olvidamos de construir con un otro y la verdad es que los procesos de mejora del mundo son entre muchos, entre todos y no individuales y el Yoga tiende a la unión. Si bien es un proceso individual, tiende a endulzar la mirada acerca de los demás, a volvernos más compasivos, no en el sentido de tenerle lástima al otro, pero sí de ponernos en sus zapatos.  

Fernanda Miralles

Fernanda Miralles, en plena práctica. 

-¿Tiene sus riesgos la "occidentalización" de esta práctica milenaria?

-Lamentablemente sí y tienen que ver sobre todo con la competencia física de algunos estilos en donde se pone el foco en la acrobacia. Pero cuando estuve en India una maestra muy sabia me dijo una frase que me quedó grabada al respecto: "Si el asana más difícil fuera sinónimo de iluminación, los circos serían templos y estarían llenos de santos y hasta donde yo sé no es así". Con lo cual la parte visible y acrobática del Yoga puede quedar en una cosa vacua si no hay introspección y si no está imbuida de los principios éticos que comprometen al Yoga. 

-¿Hay un límite de edad para meterse en este camino?

-No hay un límite de edad para practicar Yoga. Lo que sí hay posturas que tienen su limitación pero por suerte el Yoga es una práctica tan generosa que tiene un montón de técnicas y pueden entrar a practicarla personas de 80 90 45 32 sin importar su estado físico porque el trabajo tiene que ver también con respiración y muchas veces no tiene que ver con la postura. Es posible a cualquier edad. 

-Para vos, ¿qué significa Yoga?

-Para mí, Yoga es mi forma de vida. Yo no doy una clase de Yoga salgo de ahí y soy otra persona. Intento todos los días de mi vida, el difícil camino de vivir de acuerdo a los principios éticos de esta maravillosa filosofía y práctica de vida, los principios éticos del Yama y Niyama, que tienen que ver con principios de conducta personal y social, que básicamente es no hacerse daño a uno mismo, crecer, explorar las mejoras partes de uno y regalárselas al mundo sin esperar nada a cambio. Si todos nos comprometiéramos de esa manera, el cambio sería general. No se trata de mí misma, se trata de aportar mi granito de arena para construir entre todos. El planeta es uno, redondo y todos estamos paraditos ahí. Vivimos en una esfera azul que flota perfectamente en un espacio en donde hay millones y millones de planetas, soles, meteoritos, asteroides, lunas y... ¿todavía no nos dimos cuenta que la vida es un milagro?

Fernanda es mendocina y vive hace muchos años en Buenos Aires. Es docente graduada en la UNC, psicomotricista y biodescodificadora. Inicio su camino en el yoga hace 20 años y se dedica a su difusión y enseñanza hace 15 años. Se formó en India, Argentina, EEUU y Europa especializándose en Ashtanga y Vinyasa, sistematizando en un nuevo formato la práctica que incluye en forma completa los 8 pasos (angas) del Yoga. 

Algunos de sus maestros: en Argentina: Ricardo Filomenna y Pablo Pirillo, quienes marcaron su camino que finalmente la llevó a certificarse en India (Mysore). En Europa y EEUU Swami Digambaranada (autor de Claves del Yoga), Swami Janakanada (Yoga, Tantra and Meditation in DailyLife), Jivamukti Yoga, Pure Yoga, Marco Rojas en Nueva York. 

Los viajes a Londres, EEUU, Brasil, Chile, Italia y Uruguay ampliaron su conocimiento en otras ramas del yoga (Swasthya, Hatha, VinyasaPower, Yoga terapia, Yoga para niños, Jivamukti).  

Durante los meses de abril a diciembre estará ofreciendo cursos intensivos de Yoga Ashtanga & Vinyasa especialmente para los mendocinos. 

Teléfonos de contactos en Mendoza:

Paulina L. Rubia 261 212-8051

Miya Maceda 261 639-2545

Teléfono de contacto Bs. As.

Fernanda Miralles: 11 5005-1255

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 18:38
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 18:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"