Condenaron al asesino del hermano de Eduardo Feinmann

El empresario Gastón Berganza fue condenado a 24 años de cárcel por el homicidio de Diego Feinmann, ocurrido en 2015.

El empresario y ex corredor de autos Gastón Berganza fue condenado hoy a 24 años de prisión por el homicidio de Diego Feinmann, medio hermano del periodista Eduardo Feinmann, ocurrido el 20 de noviembre de 2015 en la localidad bonaerense de Pilar y por el que el imputado estaba preso desde hace 10 días.

Es que el 16 de marzo, a pedido de la fiscalía, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Isidro adelantó el veredicto condenatorio tras los alegatos y ordenó la inmediata detención del empresario millonario, quien ese mismo día salió esposado de la sala de audiencias.

Lo que revelaron hoy los jueces Ariel Introzzi Truglia, Marcela López Ramos y Ariel Rolón es el monto de la pena impuesta -24 años-, y los delito por los que Berganza (36) fue condenado: homicidio simple agravado por el uso de arma, por el crimen de Feinmann (33); en concurso real con el mismo delito pero en grado de tentativa (por el intento de homicidio de otro hombre que acompañaba a la víctima) y con portación ilegal de arma de fuego atenuada porque el acusado tenía permiso de tenencia.

Fuentes judiciales indicaron a la agencia Télam que Berganza no estuvo hoy presente en la sede del TOC 5 de San Isidro para la lectura de su sentencia, ya que no quiso ser trasladado desde la Unidad 9 de La Plata donde ya cumple su condena.

En su alegato, la fiscal María Inés Domínguez, quien actuó tanto en la instrucción como en el juicio, había solicitado para Berganza una pena de 34 años de prisión por estos mismos cargos, mientras que los abogados Adrián Tellas y José María Orgeira, representantes de la madre de Feinmann como particular damnificada, habían pedido una pena más ajustada a lo dispuesto hoy por el tribunal, 25 años de cárcel.

La defensa, a cargo del abogado José Vera, había planteado que se trató un caso de exceso en la legítima defensa, y por ese delito pedía una condena a la pena mínima.

De esta manera, el TOC 5 coincidió con la postura de la fiscalía y el particular damnificado al entender que, en este caso, Berganza no disparó para defenderse, sino con intenciones de matar a Feinmann, porque estaba cansado del enfrentamiento que ambos mantenían por María Laura Alayón, quien al momento de los hechos era la pareja del empresario y la ex novia de la víctima.

La fiscal Domínguez dijo en su alegato que si bien Berganza "no buscó la situación", aquella madrugada "se le presentó la oportunidad y mató a Feinmann porque tenía odio contra esa persona".

La fiscal de Pilar dejó en claro que el día del crimen, Berganza "entró a su auto sin confrontar, tomó el arma y disparó, y siguió disparando", y agregó que "buscó no dejar testigos" al tirar también contra el taxista que había llevado a la víctima y que luego el millonario ahora condenado llamó al 911 "para instalar la versión de un asalto".

Para la querella, el empresario y ex corredor aprovechó la ocasión como una "venganza" ya que estaba cansado de las amenazas que tanto él como su entonces novia recibían de Feinmann por haberlo dejado y por la humillación que sintió cuando el ex de Alayón publicó en redes sociales y envió por mail a todos los empleados de su empresa, una serie de videos sexuales de la mujer.

El hecho por el que Berganza fue condenado ocurrió la madrugada del 20 de noviembre de 2015 a la salida del restaurante "Fettuccine Mario", ubicado en San Martín y Ruta 8, de Pilar.

El empresario había ido a cenar allí junto a su entonces novia, Alayón -están separados desde enero de 2017-, la hija de ocho años de ella y su madre, la ex jueza de Morón Haydeé Pellegrino.

Cuando se retiraban y ya habían subido al BMW de Berganza, Feinmann, que había llegado al lugar desde Capital Federal con un amigo ucraniano, Vadim Lapenkov, y con un taxista, comenzó a increpar al empresario con intenciones de pelear.

En esas circunstancias, Berganza, ya subido a su auto, extrajo una pistola Glock con munición calibre .357 y le efectuó a Feinmann tres disparos que le ocasionaron la muerte, mientras que otros balazos dieron en el taxi con el que el la víctima había llegado.

Berganza escapó junto a las ocupantes de su vehículo y de acuerdo a lo probado por la fiscalía, dio una vuelta manzana para ver qué había pasado con sus disparos y luego llamó al número de emergencias 911 para mentir y decir que había disparado contra personas que lo habían querido asaltar, cuando en realidad sabían bien a quién había atacado a balazos.


Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 23:08
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 23:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"