Mató a su esposa e hija y podría ser sobreseído

El fiscal que lleva la causa de un doble homicidio en Rosario pidió el sobreseimiento del acusado, ya que "no comprende sus actos".

 El fiscal Florentino Malaponte solicitó ayer el sobreseimiento de un hombre acusado de haber asesinado a puñaladas a su esposa y a su hija de 2 años en octubre del año pasado en la ciudad de Rosario, por considerarlo "incapaz de afrontar el juicio y de comprender sus actos", informaron fuentes judiciales.

En una audiencia que fue presidida por el juez penal Héctor Núñez Cartelle, el fiscal pidió el sobreseimiento del imputado, Iván Lucas Furiasse (34), y también que el proceso continúe en la Justicia civil para que se determine su grado de incapacidad.

Malaponte basó su pedido en el resultado de las pericias médicas que dictaminaron que el imputado "no tiene capacidad para comprender el hecho que cometió, ni está en condiciones de afrontar un proceso penal", señalaron las fuentes.

A pesar de que no hay dudas de que Furiasse fue el autor material de los homicidios, el fiscal pidió su sobreseimiento en la causa que se le sigue en la Justicia penal, dado que según el informe de la junta médica "no puede ser imputado por no comprender la materialidad de los hechos que cometió ni el examen médico al que fue sometido".

Furiasse había manifestado ser "el anticristo" y que se iba "a suicidar" durante la audiencia imputativa en su contra realizada el año pasado, lo que motivó que el fiscal Malaponte pidiera su tratamiento con un gabinete psiquiátrico y que sea trasladado a algún centro donde se resguarde la integridad física.

Los estudios realizados luego de la instancia de imputación arrojaron como resultado que el imputado efectivamente padece "desorganización del pensamiento, alucinaciones con riesgo de volverse crónicas y existe la posibilidad de que manifieste tendencias suicidas".

Además, agregan que "el cuadro que presenta es difícil o imposible de simular, por lo que se recomienda que sea internado en un nosocomio".

El defensor público que representa a Furiasse no planteó ninguna objeción y Malaponte hizo saber que la familia de las víctimas estaban al tanto de todo el proceso.

Si embargo, el juez Núñez Cartelle resolvió pasar a un cuarto intermedio antes de adoptar una decisión, por considerar que "dada la complejidad del caso resultaría apresurado resolver sin adentrarse ni interiorizarse en la lectura de los informes, para entender acabadamente la patología que Furiasse padece".

El doble femicidio fue cometido en las primeras horas de la mañana del 25 de octubre último en una vivienda ubicada en Villarino al 3784, en la zona sudoeste de Rosario, donde residía la familia.

La Policía encontró muertas en el lugar a Fernanda Laconca (33) y a su hija, Camila (2), ambas con heridas de arma blanca que, según expuso el fiscal, "no pudieron ser contabilizadas por la gran cantidad" y precisó que los cuerpos presentaban cortes en los ojos y oídos.

Furiasse fue detenido en el mismo domicilio en calzoncillos, con el cuerpo ensangrentado y junto a las víctimas, mientras que el cuchillo tipo Tramontina había sido arrojado a la bacha de la cocina y las paredes y el piso del lugar estaban manchados con sangre.

Télam

Opiniones (2)
23 de julio de 2018 | 14:51
3
ERROR
23 de julio de 2018 | 14:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Larguenlo...para que vuelva a matar...total!
    2
  2. LA JUSTICIA SIGUE DANDO EL EJEMPLO! QUE VERGÜENZA POR DIOS! ES JUSTICIA PARA QUIEN? LADRONES; CORRUPTOS; ASESINOS.
    1