Deportes

"Bye bye" Key Biscayne: el torneo de Miami se muda 30 años después

El Masters 1000 dejará los bosques de Crandon park luego de casi 30 años. La casa de los Dolphins será el nuevo refugio de los tenistas.

"Estamos emocionados por hacer nuevos recuerdos en este lugar", dijo recientemente Serena Williams durante el lanzamiento oficial del estadio Hard Rock como nueva sede del torneo de tenis de Miami, que este año se despide de su casa de Key Biscayne después de tres décasas.

"No sé si todos vayamos a estar más felices de dejar Key Biscayne porque es un lugar en el que vivimos momentos significativos, pero sí estoy segura de que aquí también nos divertiremos y tendremos nuevas vivencias", explicó la ganadora de 23 Grand Slams y ocho torneos de Miami.

La pequeña isla de Key Biscayne, ubicada a 15 kilómetros en coche de Miami, albergó desde 1987 a cientos de deportistas y miles aficionados al tenis que todavía sienten nostalgia de saber que éste será el último torneo que verán en el extenso Crandon Park, a donde llegó el torneo después de estar en Delray (1985) y Boca Ratón (1986).

"Este lugar ha sido icónico por años. Ya el torneo formaba parte de Key Biscayne y es un poco triste ver que se vaya", dijo Marybel Herrera, seguidora de la competencia por más de dos décadas. El próximo año deberá conducir unos 26 minutos hacia el norte para ver a sus tenistas favoritos.

El cambio de localización es radical. El parque de Key Biscayne está rodeado de playa, mar y árboles mientras que el estadio de los Dolphins de Miami es una mole de cemento con un llamativo diseño que sobresale en medio de rápidas avenidas.

Para otros aficionados como Omar Mulan la llegada del tenis a un escenario de fútbol americano le dará "más categoría al torneo de la que ya tiene". "El estadio Hard Rock es hermoso por dentro y por fuera, tiene grandes espacios y todas las facilidades para espectadores y jugadores", agregó.

Como lo explicó el director del torneo, el ex tenista James Blake, el estadio será el escenario principal el próximo año y otros 29 serán construidos en los alrededores para albergar un total de 32.500 fanáticos, 7.500 sillas más que en Key Biscayne.

FEDERER

Federer festejando en Crandon Park.

"Cada detalle del torneo será tomado en cuenta para el traslado al estadio el próximo año", aseguró Blake, quien tuvo la iniciativa de proponer la nueva sede.

Según Stephen Ross, dueño de los Dolphins, las instalaciones estarán listas para marzo de 2019. El multimillonario logró un acuerdo de 30 años con IMG, propietario del torneo de Miami, que incluye una inversión de 16 millones de dólares para la adecuación.

"Crearemos uno de los mejores lugares deportivos del mundo", ambicionó Ross al reconocer que las nuevas tribunas podrán reducir el espacio de aparcamiento para los seguidores de los Dolphins.

El torneo de Miami tendrá a partir de la próxima edición 30 canchas de juego -nueve más que en Key Biscayne-, 20 de ellas iluminadas para permitir más partidos por la noche.

Además, la cancha principal tendrá un techo parcial para proteger a los espectadores y espacios mucho más amplios para los jugadores. Vestuarios, comedores y lugares de entrenamientos tendrán destinados más de 3.000 metros cuadrados.

Cada aspecto de este torneo será una mejora", puntualizó Blake.

Se espera que en el último torneo en Key Biscayne, que arrancó esta semana y terminará el próximo 1 de abril, haya una asistencia superior a la del año pasado, que fue de 305.000 personas con un impacto económico de 386 millones de dólares.

Estrellas del tenis como el suizo Roger Federer, el argentino Juan Martín del Potro, el serbio Novak Djokovic, el croata Marin Cilic, las hermanas estadounidenses Serena y Venus Williams, y la española Garbiñe Muguruza, entre otros, estarán presentes en el torneo considerado uno de los más importantes del circuito.

Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 02:58
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 02:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"