Macri recibió a misión solidaria del Aconcagua

El presidente dialogó con atletas que llevaron a la cima la bandera de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se disputarán este año en Buenos Aires.

El presidente Mauricio Macri recibió este jueves en la Residencia de Olivos a un grupo de atletas que escalaron recientemente el Aconcagua, la montaña más alta del continente americano, con fines solidarios y que llevaron a la cima la bandera de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se disputarán este año en Buenos Aires.

La escalada al Anconcagua, cuyo fin principal fue el de recaudar fondos para la Fundación Baccigalupo, que se dedica a integrar niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual a través del deporte, estuvo conformada por un grupo de atletas de distintas disciplinas elegidos especialmente porque tienen en común haber elegido el deporte como una herramienta vital de superación personal.

Algunos de los miembros del Summit Aconcagua 2018, entre los que estaban el conductor televisivo y embajador del proyecto Julián Weich y el ex basquetbolista Fabricio Oberto, le narraron al primer mandatario los distintos desafíos que implicó la travesía de 19 días en la zona cordillerana de la provincia de Mendoza y que concluyó en los primeros días de este mes. 

En diálogo con Télam, Weich sostuvo que el encuentro con Macri fue muy agradable y celebró que un mandatario se "interese por un evento deportivo a beneficio como el que hicimos para la Fundación Baccigaluppo" y cuyo segundo objetivo fuera el de "promover el deporte y la vida sana" y agregó: "Es una sorpresa que nos inviten para felicitarnos y reconocer nuestro esfuerzo". 

"La experiencia fue muy dura, porque El Aconcagua es muy alto, muy grandote y tiene mucho poder, y eso hizo que tuviéramos que esforzarnos al máximo. Algunos pudieron llegar a la cima y otros no, pero lo importante es que el deporte tenga difusión y que la Fundación reciba un millón de pesos", sostuvo.

Weich destacó la heterogeneidad de los elegidos para esta misión deportiva: "Teníamos de todo: desde Elisa Sampietro, con sus ochenta y tres años, hasta Pablo Giesenow que tiene las dos piernas amputadas, o Peter Czanyo con su pulmón y medio; el espartano Ezequiel Baraja y Silvio Velo, capitán de Los Murciélagos; María del Pilar Pereyra, una nadadora campeona del mundo, y Fernando Marino, un ex combatiente de Malvinas".

"Buscamos armar un grupo de distintas personas que hayan tenido distinto algún inconveniente a través del deporte como Álvaro Casillas, que es un ex torero español muy reconocido que casi se muere por culpa de un toro y que, sin embargo, pudo reivindicar esa situación y transformarse en deportista", narró.

Tras el éxito de este primer proyecto, no descartan que en el futuro haya un nuevo desafío, aunque mientras tanto el ex conductor televisivo bromea al respecto y asegura que lo próximo podría ser "programar un viaje a Marte o la Luna", pero deja la puerta abierta a otro evento solidario de este tipo y con el mismo grupo, con el que parecen haber conformado una "hermandad" a partir de la experiencia compartida y que en ningún momento estuvo teñida ni de "discusiones" ni "tensiones" entre sus miembros. 

Ezequiel Baraja, otro de los atletas, aseguró a Télam que recibió la invitación con mucha sorpresa pero que no lo dudó ni un segundo, porque cuando llegó a la Fundación Espartanos, que se dedica a reinsertar en la sociedad a personas privadas de su libertad a través del rugby, encontró en "un cambio de vida".

"El deporte es mi estilo de vida, mi alternativa, mi nuevo recurso, mi forma de vivir y creo que aferrandote al deporte te puede cambiar mucho la vida y generar en un uno nuevas expectativas y una nueva forma de vivir", dijo el joven, quien junto a Weich, funeron los únicos que lograron el objetivo final, el de llegar a la cima de la montaña más alta del continente. 

Para Casillas, ex torero español, lo "más maraviloso" fue haber podido juntar al "elenco" de atletas en un mismo proyecto solidario con el deporte como exclusivo protagonista: "Llegamos todos siendo unos personajes, por así decirlo, y arriba terminamos siendo todos personas que congeniamos muy bien y que no hemos tenido ni un solo roce ni problema de convivencia. Ahora mismo se puede ver la cercanía que tenemos. Hemos hecho una nueva familia", sostuvo el ex torero.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 08:42
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 08:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"