Entierro masivo en Ecuador de 36 fetos y recién nacidos abandonados

Los llaman 'Bebés al Cielo'. Este es el segundo sepelio de fetos que se hace en Quito. El primero tuvo lugar en 2017, cuando fueron inhumados 51 cadáveres.

Unos 36 fetos y recién nacidos que fueron encontrados abandonados en diferentes circunstancias en Ecuador recibieron bendición y sepultura este miércoles en el cementerio de Santa Rosa, en el sur de Quito.

Estos cuerpos fueron hallados en las provincias de Pichincha, Santo Domingo y Tungurahua y en algunos casos permanecieron por más de tres años, congelados y embodegados.

El acto forma parte de un programa, denominado 'Bebés al Cielo', de la Arquidiócesis de Quito y el Servicio Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que estuvieron acompañados por representantes de la Policía Nacional de Ecuador.

Los pequeños cuerpos, de entre diez semanas de gestación hasta neonatos, fueron adoptados, momentáneamente, por voluntarios, quienes les dieron un nombre. Los 36 ataúdes blancos fueron depositados en dos fosas comunes, en las que se colocó una lápida con la inscripción: "En memoria de los niños no nacidos, 13 de marzo 2018".

"Son bebés que vienen en sus fundas completos y vienen inclusive muchos de ellos pataleando, esto es lo que las madres se encuentran al momento de un aborto", dijo Amparo Medina, coordinadora de la Red Vida y Familia Ecuador, quien mostró un pequeño muñeco que ocupa poco espacio en su mano.

Además, señaló que las mujeres que abortan "se asustan y dejan a sus hijos botados en el servicio higiénico, en el basurero, en el baño".

La legislación en Ecuador

En Ecuador, el aborto se permite cuando existe peligro para la vida de la embarazada y por violación solo cuando es "en una mujer que padezca de discapacidad mental", según el artículo 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP); el resto es penalizado severamente.

Según los artículos 148 y 149 de la normativa, el aborto, en caso de ser "no consentido", la persona que lo provoque "será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años". En el supuesto de que sea "consentido", habrá cárcel de uno a tres años para quien haga abortar a una mujer y de seis meses a dos años para la fémina que lo permita.

Desde agosto de 2014, cuando entró en vigor el nuevo COIP, hasta enero de 2018, se han judicializado 93 casos por este delito, informó a principios de marzo Néstor Arbito, vocal del Consejo de la Judicatura, en una comparecencia ante la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

Medina dijo que con esta actividad, además de darle sepultura a los pequeños cadáveres, se busca aliviar "el dolor que viven estas mujeres". Además, dijo que tratan de comunicarles "aquí están tus hijos, puedes venir a llorarlos, puedes venir y encontrarte con ellos aquí en este espacio".

Este es el segundo sepelio de fetos que se hace en Quito. El primero tuvo lugar en julio de 2017, cuando fueron enterrados 51 cadáveres. Martha Villamarín, coordinadora de Métodos del Servicio de Medicina Legal, dijo que otros 125 fetos se hallan en los laboratorios forenses de Ecuador, que serán inhumados tras una serie de estudios especializados.

RT 

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 21:12
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 21:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"