Citröen lanzó el C4 fabricado en Argentina

Se trata de la segunda generación del sedán, primer modelo surgido de la transformación de la planta que el grupo PSA posee en la localidad bonaerense de El Palomar.

La automotriz Citroën lanzó hoy en el país la segunda generación del sedán C4 Lounge, un vehículo de producción nacional que se convirtió en el primer modelo surgido de la transformación de la planta que el grupo PSA posee en la localidad bonaerense de El Palomar y que demandó una inversión de 320 millones de dólares.

El director de ventas de Citroën Argentina, Osvaldo Marchesin, destacó en la apertura de la presentación del nuevo modelo que se realizó esta tarde en el predio ferial de Tecnópolis, que el C4 Lounge se lanza en momentos en que se espera para 2018 un mercado que apunta a ser el año récord en ventas en la Argentina.

"Pensamos a 2018 como un mercado de 920.000 unidades, con un crecimiento del 6% respecto de 2017, aunque el arranque del año fue vertiginoso con un bimestre récord de ventas de 0Km con un alza del 22% más y la tendencia apunta a que 2018 será el año récord en la Argentina", afirmó el directivo de la marca.

A pesar del crecimiento sostenido de patentamientos, Marchesin consideró que si bien se mantiene "una lluvia de descuentos, bonificaciones y promociones, el mercado brasileño empieza a cambiar las condiciones con un repunte importante del 15% (en ventas en 2017) y que se puede traducir en la Argentina con un menor ingreso de vehículos, con lo cual el proceso de comercialización sufra algún cambio".

Para el presente año, en el que algunas automotrices ya se animan a plantear la posibilidad de que el mercado alcance el millón de ventas, la marca prevé incrementar su participación hasta las 36.000 unidades, de las cuales 7.000 se espera sean del modelo lanzado hoy en Buenos Aires.

Por su parte, la directora de Marketing, Valentina Solari, afirmó que el modelo "es un orgullo nacional, es un auto que se exporta a muchos países y es el primer exponente de la transformación anunciada para la planta de PSA en Palomar, con una inversión de 320 millones de dólares".

Solari fue la encargada de plantear el desafío comercial para el vehículo, del cual la marca espera vender unas 7.000 unidades en 2018, lo que representará el 22 por ciento del total de ventas de Citroën.

"Este auto transforma al centro industrial de Palomar en referente mundial en economía y calidad después de las transformaciones de estos últimos años con las inversiones anunciadas hasta 2019 y refleja el compromiso de la marca con un mercado y con la región a través de fuertes inversiones, la generación de trabajo, de proveedores y desarrollo de concesionarios", enfatizó.

Además del nuevo C4 Lounge -que también se produce en China y en Europa del Este- Citroën tiene previsto para este año un segundo gran lanzamiento con la llegada de un renovado C4 Cactus que se producirá en la planta de Porto Real, en Brasil, a partir del segundo semestre.

Con este desempeño, la marca espera que el nuevo modelo contribuya a consolidar al mercado argentino como la primera filial en volumen de Citroën en América Latina, la segunda en crecimiento fuera de Europa luego de China y en el octavo lugar por volumen a nivel mundial.

En el mismo camino de ganar mercado, se confirmó la continuidad de lanzamientos hacia el 2020 y la ampliación de la gama en el segmento comercial, en el cual ya cuenta con la Berlingo, la Jumper y Jumpy.
Desde la terminal se confía en que el año próximo será el turno de los modelos desarrollados sobre la nueva Plataforma CMD, y aunque no están confirmados se anticipa que podría tratarse de las nuevas generaciones de los Peugeot 208, Citroën C3 y sus derivados, tanto en versiones utilitarias como SUV.

El nuevo C4 Lounge mantendrá en esta nueva generación los motores THP de 165 Cv y turbodiésel HDi de 115 Cv combinados con transmisiones manuales y automáticas, ambas de seis marchas. 

Pero en esta oportunidad, sumará una motorización naftera VTi de 115 Cv asociada a una caja manual de cinco marchas, con lo cual ofrecerá una entrada de gama a un precio más competitivo, ya que arrancará en los 429.000 pesos y con los equipamientos superiores llegará a un tope de gama de 578.000 pesos.
El vehículo resultó muy exitoso para la marca, ya que se vendieron desde su lanzamiento en 2013 unas 30.000 unidades del total de 60.000 producidas, y se posiciono en el top 3 en el segmento de los sedanes compactos.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 21:44
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 21:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"